El tesoro que todos debemos anhelar es Cristo

Varios amigos  trabajan en el sector seguros. Casualmente, dos de ellos me llaman hoy por diferentes motivos. Vivimos en una sociedad que exige seguridades de todo tipo. Los hombres nos aseguramos contra todo. El seguro más habitual y frecuente es el de la vida. Pero ninguna de estas pólizas nos asegura contra la muerte sino sólo que un beneficiario obtenga rédito de ese seguro. El único seguro de vida real y verdadero es el reino de los cielos. El tesoro que todos debemos anhelar es Cristo, para lo que es imprescindible encontrarlo de manera personal, única, interior, nueva, convencida. Descubrirlo como nuestro amigo y salvador.

9 enero

Por eso en esta hora de oración ¡quiero, Padre, tu tesoro porque sin haberlo visto todavía soy consciente de que me deparará una gran sorpresa! ¡Te pido, Señor, que me ayudes a descubrirlo! ¡Te pido, Padre bueno, que esté siempre preparado en cuerpo y alma cuando Tu me llames sin aviso previo! ¡Quiero tu tesoro, Dios de bondad, por mucho esfuerzo que me suponga! ¡Te pido, Dios de amor, que sea capaz de amarte por encima de todo, que me encuentres siempre despierto y vigilante! ¡Padre de misericordia y bondad necesito tu tesoro porque sé que el futuro está en Ti!

Hoy gozamos con los Niños del Coro y su hermosa Caresse sur l’océan:

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s