Esa mano providencial que nos lleva

Durante mucho tiempo he luchado y peleado denodadamente por conseguir aquello que consideraba era beneficioso para mí y para los míos. De un tiempo a esta parte, he tomado un camino diferente. Permito que discurran los acontecimientos según dicta la Providencia. Observo, contemplo y miro cómo todo va desarrollándose. Y cuando sucede, después de haber puesto los medios adecuados y todo mi empeño, si las cosas no han salido como tenía previsto, siento que hay una mano que ha preferido cambiar las tornas. Pero no me inquieto aunque a veces lo que ocurra no era lo que consideraba mejor para mis intereses. Hay que dejarse llevar por la providencia divina. ¡Porque existe!
El Señor tiene un camino perfectamente ideado para cada uno de nosotros. Es un camino que puede llegar a sorprender. Y cuando las cosas fluyen, cuando no se intenta interferir en su voluntad, y todo sale como el Señor tenía previsto, se obtiene una sensación de paz profunda, intensa, maravillosa.
Hay que ver en todos los acontecimientos de nuestra vida la mano providencial del Señor porque, analizado en su justa medida, cuando se intentan hacer bien las cosas, lo que no teníamos previsto es lo mejor. No hay mejor solución que la que está iluminada desde arriba. ¡Siempre que lo hayamos puesto en manos del Señor!

camino-baldosa-amarllas-21
¡Espíritu Santo que seas tu el que me ilumine, dejándome llevar por esas manos amorosas del Padre, que siempre sorprende y hace fácil lo difícil! ¡Señor, como cantamos en el Salmo, enséñame tu camino, quiero vivir según tus enseñanzas. Haz que me consagre a ti de todo corazón, para que te pueda honrar como es debido! ¡Señor, en tus manos pongo todas mis luchas, mis anhelos, mis problemas, mis necesidades, mis alegrías, mis deseos y mis esperanzas! ¡Toma mi vida, Señor, y que se haga siempre tu voluntad y no la mía! ¡Se que nos soy perfecto, Señor, me quieres como soy y te doy gracias por ello!

Acompañamos esta meditación con una canción muy adecuada para honrar al Señor: Dios haz tu obra en mi, de Danilo Montero.

Anuncios

2 comentarios en “Esa mano providencial que nos lleva

  1. Mi vida cambió totalmente en el momento en que me dejé lkevar por el Señor. Él hace en mi vida y yo dejo que “fluyan los acontecimientos” dejando actuar su obra.
    un fuerte abrazo

    Me gusta

  2. Alabado sea El Señor por todas las obras de evangelización, y por esta nueva que a llegado a mis manos. ¿ Me hacerca al Señor?, pues bendecida sea. Porque yó, sin El no soy nada.
    Gracias Jose M.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s