¿Por qué creo?

Alguien me pregunta por qué creo en Dios.
¿Por qué creo? ¿Cómo no voy a creer en Alguien al que quiero y me hace feliz? ¿Cómo no voy a creer si ese Alguien me ha regalado, sin pedirme nada a cambio, el bien más preciado que es la vida? ¿Cómo no voy a creer si se ha hecho hombre para dar su vida por mí, sin contrapartidas? ¿Cómo no voy a creer en ese Padre que me ha dado la gracia de la fe? ¿Cómo no voy a creer en ese Dios que es Padre, me ama, me da esperanza y confianza? ¿Dónde me encontraría sin ese Dios al que tanto amo, que me llena de gozo y siempre me perdona? ¿Cómo no voy a creer en ese Cristo que nos entrega a sí mismo en la Eucaristía la plena realización del amor a Dios y del amor a los hermanos? ¿Cómo no voy a creer si cada día asisto a un milagro en el Sacramento de la Eucaristía donde Dios se hace presente en el altar de la Iglesia y en el altar de mi corazón? ¿Cómo no voy a creer si he sido y soy ese discípulo sin nombre camino de Emaús, que camina cabizbajo, y Cristo se ha hecho el encontradizo y le he reconocido al partir el pan? ¿Cómo no voy a creer si veo a mis hijos que son el mejor regalo que Dios me ha enviado, para que los cuide y los eduque? ¿Cómo no voy a creer si Dios ha puesto en mi camino una mujer extraordinaria? ¿Cómo no voy a creer en Alguien que es el centro de mi familia, que es uno más de los míos, que vive en mi casa, y nos trae la paz? ¿Cómo no voy a creer si cada día cuando me levanto puedo darle gracias a Dios por mi pobreza humana, por mi vida, por mi trabajo, por mis amigos, por mi familia, por mis esperanzas y mis sufrimientos? ¿Cómo no voy a creer si he visto en mi vida y en la de tanta gente un sinfín de milagros y prodigios inesperados? ¿Cómo no voy a creer si he sentido en mi corazón el conocimiento de Dios-amor, en una verdadera experiencia de fe? ¿Cómo no voy a creer en ese Cristo que se ofreció en sacrificio en la Cruz para perdonar mis pecados? ¿Cómo no voy a creer cuando aprecio su mano en ese maravilloso cuadro en el Museo del Prado, al leer ese libro de mi escritor preferido, al disfrutar de ese paseo en el campo, al maravillarme por la salida del sol por la mañana, al deleitarme con una cantata de Bach, al saborear el arroz al horno de mi mujer…? ¿Cómo no voy a creer si veo a Dios en la mirada de un enfermo, de un sacerdote bondadoso, de un niño indefenso, de un anciano lleno de sabiduría? ¿Cómo no voy a creer en Alguien que no tiene en cuenta mis negaciones, que me llama amigo cuando mi beso le traiciona, cuando me adormezco mientras oro, cuando le escatimo mi tiempo por ocupaciones intrascendentes?
Y, creo, fundamentalmente porque me da la realísima gana. Porque creer es un acto de libertad, es vivir en permanente acción de gracias, es confiar en Dios en todas las circunstancias y porque quien a Dios tiene, nada le falta.

Captura de pantalla 24-20 a las 10.16.52

Creo en un solo Dios, Padre todopoderoso, Creador del cielo y de la tierra, de todo lo visible y lo invisible. Creo en un solo Señor, Jesucristo, Hijo único de Dios, nacido del Padre antes de todos los siglos. Dios de Dios, Luz de Luz, Dios verdadero de Dios verdadero, engendrado, no creado, de la misma naturaleza del Padre, por quien todo fue hecho; que por nosotros, los hombres,y por nuestra salvación bajó del cielo, y por obra del Espíritu Santo se encarnó de María, la Virgen, y se hizo hombre; y por nuestra causa fue crucificado, en tiempos de Poncio Pilato, padeció y fue sepultado, y resucitó al tercer día, según las Escrituras, y subió al cielo, y está sentado a la derecha del Padre; y de nuevo vendrá con gloria para juzgar a vivos y muertos, y su Reino no tendrá fin. Creo en el Espíritu Santo Señor y dador de vida, que procede del Padre y del Hijo, que el Padre y el Hijo recibe una misma adoración y gloria, y que habló por los profetas. Creo en la Iglesia, que es una, Santa, Católica y Apostólica. Confieso que hay un solo bautismo, para el perdón de los pecados. Espero la resurrección de los muertos y la vida del mundo futuro. Amén.

Y damos gloria a Dios deleitándonos con uno de los Credos más bellos de la música clásica, el de la Missa Solemnis de Beethoven:

2 comentarios en “¿Por qué creo?

  1. Sencillamente hermoso hermanos me identifico plenamente con cada una de sus palabras es mi sentir en cada momento de mi vida, CREO en EL y lo AMO y es por eso que trato cada día de obrar de acuerdo a sus mandamientos y es ahí donde me doy cuenta lo imperfecta que soy no por mi naturaleza por Dios me creo perfecta, sino por mi condición de pecadora pero siempre trato de mejorar un poquito mas esas mis imperfecciones, no por vanagloriarme sino porque es mi deseo agradar a mi Dios Padre Celestial

    Le gusta a 1 persona

  2. Creo en El porque le amo, creo sinceramente que sin El no se podría vivir y no tendría sentido la vida..Cada mañana me levanto y doy gracias a El por todo lo que me ha dado , vida, familia, amigos, salud y más cosas y le pido perdón por todo lo malo que le hago y que sé que me está perdonando aún antes de hacerlo. Gracias Dios mío.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s