Soy moderno… ¿y qué?

La verdad del Evangelio es incómoda. Incluso excesivamente incómoda para el hombre moderno con oídos cerrados para escuchar el mensaje de Dios. El relativismo domina nuestras sociedades y nos tratan de convencer de que en el mensaje de Cristo nada hay de modernidad. Pues yo, aquí y ahora, en esta sociedad secularizada hago alarde de mi modernidad.
Soy moderno porque amo a mi mujer, la quiero y la admiro cada día más tras superar con creces los veinte años de matrimonio unidos en las alegrías y en las penas, en la salud y en la enfermedad; soy moderno porque adoro a mis hijos, cada uno con sus peculiaridades, personalidades y caracteres diferentes, porque son un regalo de Dios y son dadores de amor y de alegrías; soy moderno porque creo en Dios, Padre Todopoderoso; soy moderno porque creo en Jesucristo su único Hijo; soy moderno porque creo en el Espíritu Santo, Señor y dador de vida; soy moderno porque amo a mi madre, la Virgen; soy moderno porque creo en la Iglesia, con sus miserias pero sobre todo con su grandeza, su universalidad y su amor; soy moderno porque creo en la vida, regalo de Dios; soy moderno porque la del cristiano es una vida de alegrías pese a los dolores y los sufrimientos; soy moderno porque Dios me ha dado el don de la fe y eso me permite rezar por mi y por los demás cada día de mi vida y, sobre todo, dar gracias; soy moderno porque mi conciencia no se prostituye y creo en la Verdad, que me da la felicidad y la coherencia; soy moderno porque la Eucaristía me sostiene; soy moderno porque no me avergüenzo de mi condición de cristiano y no me afecta el qué dirán; soy moderno porque no quiero ser millonario en la cuenta corriente sino en el corazón dando amor y recibiendo amor; soy moderno porque valoro la amistad y aprecio a la gente por lo que es y no por lo que tiene; soy moderno porque no tengo complejos en afirmar que el aborto es un crimen; soy moderno porque defiendo la libertad del hombre por encima de todo bien; soy moderno porque no me gusta ni la manipulación ni la mentira; soy moderno porque mi vida de oración va íntimamente unida al corazón de Jesús; soy moderno porque no puedo callar la verdad del Evangelio; soy moderno porque dependo de la misericordia del Señor; soy moderno porque cada mañana cuando abro los ojos puedo dar gracias a Dios por lo que tengo y me ha tenido a bien regalar; soy moderno porque me emociono con una cantata de Bach; soy moderno porque me encanta pasear por el campo y dar gracias a Dios por tanta belleza creada; soy moderno porque las lágrimas caen de vez en cuando por mi rostro y eso no me ruboriza porque es un lloro de emoción, agradecimiento y de felicidad; soy moderno porque he visto a mi alrededor muchos milagros por la misericordia de Dios; soy moderno porque nada ni nadie me resulta indiferente, porque me preocupan los problemas y la vida de los demás; soy moderno por, por, por… pero sobre todo soy moderno porque amo a Dios por encima de todo y me siento amado por Él.

2 a las 09.34.20

¡Gracias, Padre, porque muy a pesar de mis miserias me amas con amor eterno! ¡Gracias, Padre, porque deleitándome en Ti me concedes las peticiones de mi corazón! ¡Gracias, Padre, porque eres el consuelo de todos mis problemas y cuando mi corazón está quebrantado te siento cerca de mi! ¡Señor, gracias por la Eucaristía, por todas las personas que has puesto en mi camino, por darme a Tu Madre, por enseñarme a darte y dar gracias! ¡Gracias, Señor! ¡Gracias, por enseñarme que la plenitud de la Verdad radica en la fe católica! ¡Gracias, Señor, por el Espíritu Santo que nos irradia con sus siete dones! ¡Gracias, porque no mereciendo tus gracias, Señor, puedo utilizarlas para hacerme el bien y hacerlo a los demás! ¡Gracias, Señor, porque todo lo que tengo es por ti, todo lo que construyo es por gracia tuya y que nada me sostiene si no es por tu amor y misericordia! ¡Por todo ello, gracias Señor!

Nos deleitamos hoy con la Meditación de la ópera Thaïs de Jules Massenet, una pieza de profundo intimimismo:

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s