Incapaz de perdonar

Me confiesa un amigo sus reticencias cuando reza el Padre Nuestro en la misa dominical. “Siento que no soy sincero -dice compungido-. Hablo de perdón pero soy incapaz de ofrecer y recibir perdón”.
Con facilidad nos comportamos de manera egoísta porque no sabemos perdonar de corazón a las personas que nos han provocado daño. ¿Por qué tenemos esta incapacidad para perdonar de corazón? Sencillamente, porque no sabemos vivir como hombres perdonados por el mismo Dios.
Ocurre casi siempre de la misma manera. Cuando no hay autenticidad, cuando no hay un sentido de la presencia de Dios en nuestra vida, cuando no vivimos el verdadero misterio de la vida cristiana, se nos hace imposible acercarnos a nuestros hermanos con la generosidad, la entrega y el amor que tuvo Jesucristo por nosotros. Eso, nos sucede a todos.
Cuando uno relee las palabras del Evangelio de amaros los unos a los otros como yo os he amado a uno no le puede más que provocar en el corazón un revolcón que haga cambiar su conciencia. Para este mandamiento no hay excepciones. Al mismo tiempo nos insinúa que si no somos conscientes de cómo Él nos ha amado y no vivimos profundamente este amor es imposible amar con el mandamiento nuevo que Él nos legó a cada uno de nosotros. Algo similar ocurre con el perdón que se recita en el Padre Nuestro. Perdonar de corazón no es posible si no se vive intensa, interior y serenamente el perdón del Padre.
¡Cuántas veces nos contentamos con perdonar a medias! Perdonamos como quien hace un favor, como quien da una limosna. Nuestro perdón debe ser siempre radical, no a medias. Es necesario ejercitar la limosna del perdón, esa que surge de nuestras propias entrañas, como esa tan hermosa del padre del hijo pródigo. Hay que perdonar a todos sin excepciones. Perdonar radicalmente siempre, setenta veces siete, incluso setenta millones de veces siete. Sin límites, sin barreras, sin muros que frenen lo que surge del corazón. Venciendo esos rincones oscuros que hieren nuestro ser. Venciendo todas las reticencias. Es extremadamente difícil perdonar sin recibir una contrapartida por la otra parte, es verdad. Pero ahí radica una de las verdades de nuestro cristianismo: el amor gratuito que también se manifiesta a través del perdón.

fdf

¡Te pido Señor, la gracia de perdonar a todos los que me han ofendido a lo largo de mi vida! ¡Dame el don de perdonar de corazón a todas las personas que me han humillado, me han ofendido, han sentido envidia de mí, me han rechazado, me han maldecido, me han perjudicado, han hablado mal de mí! ¡Perdonar todos los abandonos, los insultos, los menosprecios, los rencores, las promesas incumplidas, los pleitos, las faltas de caridad! ¡Perdonar las faltas de amor, las calumnias, los chismes, las mentiras! ¡Perdonar a los que me han sido infieles, los que me han hecho sufrir, a los que me han perjudicado en mi trabajo, a los que han tratado de alejarme de Ti! ¡Perdonar a los que no han sido sinceros conmigo, a los que me han utilizado, a los que me han sido infieles! ¡Perdonar a los más cercanos por sus faltas de amor, de apoyo, de consideración, por sus debilidades, por esas palabras y esos gestos que me hirieron! ¡Les perdono de corazón porque son el reflejo de mis actos! ¡Al mismo tiempo te pido que me perdones Tú, Padre de bondad! ¡Me acerco a Ti declarándome culpable, solicitando tu clemencia y perdón por mis múltiples pecados! ¡Te pido que desbordes sobre mí tu abundante misericordia! ¡Pongo en mi oración, Señor, la gracia de perdonar a la persona que más daño me ha hecho! ¡Gracias, Señor, porque me ayudas a perdonar y me libras del mal! ¡Gracias, Señor, por tu infinito amor! ¡Espíritu Santo, Tú que eres el Espíritu de Verdad, ilumina cada uno de los rincones de mi mente y de mi alma para aprender a perdonar!

Propongo escuchar la canción de Marcos Barrientos sobre el Perdón

Anuncios

Un comentario en “Incapaz de perdonar

  1. Perdónanos Señor, así como también nosotros perdonamos a quienes nos ofenden a través de la palabra, de alguna obra o por omisión! y de antemano GRACIAS PADRE!!!
    Gracias por compartir.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s