Nadie puede salir triste de la Eucaristía

Me ocurrió hace un tiempo en una Misa en una pequeña parroquia de barrio, saliendo de una reunión. Una Eucaristía en la más pura intimidad. Apenas cinco personas, todos ellos ancianos. En el momento de la consagración, cuando el sacerdote eleva la Hostia un hombre mayor, con voz entrecortada pero amorosa, exclama: “Señor, Jesús, ¡cuánto te amo!”.
“¡Cuánto te amo!”, esta expresión me llena de congoja y de una profunda emoción. Este hombre siente de verdad lo que está ocurriendo. La unión íntima con Cristo. Es una oración breve pero llena de amor. Como es la Eucaristía, el sacramento del amor. El anciano comulga antes que yo. Y recibe con profunda fe el Cuerpo de Cristo que se une íntimamente a Él, y en Él, a Dios Padre, en el amor del Espíritu Santo. Dios en el hombre, el hombre en Dios. Un testimonio de amor y de fe. Nunca nadie puede salir triste de la Eucaristía. ¡Claro que no, donde hay amor hay alegría!

00000

¡Gracias, Señor, porque cada día en la Eucaristía me das la mayor muestra de amor que se pueda dar en el mundo! ¡Te pido María que me ayudes cada día a redescubrir el carácter central de la Eucaristía para vivir en plenitud la comunión fraterna! ¡Haz, Señor, que me adhiera con fervor a tus mandatos y no dejes que jamás me aparte de Ti! ¡Gracias, Señor, porque te has entregado a mí como alimento y como amigo! ¡Alma de Cristo, santifícame; Cuerpo de Cristo, sálvame; Sangre de Cristo, embriágame; Agua del costado de Cristo, lávame; Pasión de Cristo, confórtame! ¡Y como este anciano, Señor, dale a mi corazón la capacidad de amar como Tu nos has amado!

Hoy os presento una joya de Claude Le Jeune, su motete Emendemus in melius, a 5 voces (Hagamos enmienda a mejor).

5 comentarios en “Nadie puede salir triste de la Eucaristía

  1. …no sé, que sería de mi… sin vuestras reflexiones y pensamientos.
    Observo el Espíritu de Dios nuestro Señor.. cómo actúa con que amor, bondad, y ternura. GLORIA A DIOS!!!

    Me gusta

  2. Muy hermosa meditación, y gracias por hacernos recordar la fortaleza de sentir al ESPÍRITU SANTO a través de la EUCARISTÍA, como un acto renovador y reconfortante. Podremos estar cagados, llenos de espinas creadas por nuestra mente, porque si caminamos con DIOS no deberíamos sentir la agonía…pero la sentimos porque humanamente a veces puede más el escuchar las voces externas (que por ende se vuelven internas), que la voz de nuestro AMADO PADRE, dispuesto siempre a ofrecernos su mano cuando nos revolcamos en las frivolidades del diario vivir y hacemos caso a las opiniones en ocasiones mal intencionadas de nuestros semejantes …
    Y he aquí que nos envía ángeles para que hagamos un alto en el camino y nos vuelve a recordar que la vida no es una “carrera maratónica” sino un suave peregrinar, que si asumimos de manera coherente tendrá vaivenes, pero al amanecer de un nuevo día podremos conocer nuevamente que lo que para nosotros significaba una TORMENTA, no era si no solamente una variación de nuestra calma interna que se manifiesta de manera exagerada por los temores y fantasmas de nuestro ego,
    Entonces, tomando como ejemplo VIVO en mi vida al Maestro de Maestros,al Rey de Reyes, y al Señor de Señores, ,medito profundamente sus sabias palabras, (utilizadas por ÉL en un momento en el que sabía que se encontraba en la “postrimería” de su existencia)
    Lucas 22:42: diciendo: Padre, si quieres, pasa de mí esta copa; pero no se haga mi voluntad, sino la tuya.
    Oh JESÚS EUCARISTÍA, que sea tu CUERPO y tu SANGRE SAGRADA la que restaure mi ánimo, porque ninguna tormenta a de tener poder cuando confiamos en TI: vuélvenos SORDOS para observar el alma de nuestros semejantes y no sus palabras que a veces hieren, que a veces dañan… sé únicamente nuestra ROCA, para que cimentados en tu DIVINA PRESENCIA podamos caminar sonrientes por este breve peregrinar!!!
    Gracias por mi madre, a quien llamaste hace seis años a tu PATRIA CELESTIAL, guárdala siempre como a la niña de tus ojos, AMÉN.

    Me gusta

  3. Oh por DIOS, este computados a veces no marca algunas letras: cómo puedo corregir mi texto???

    Oh JESÚS EUCARISTÍA, que sea tu CUERPO y tu SANGRE SAGRADA la que restaure mi ánimo, porque ninguna tormenta HA de tener poder cuando confiamos en TI:..

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s