Despojarme de mis tonterías humanas

Hoy vigilia de la Inmaculada Concepción de María, día hermoso para prepararse para amar más a María. Nos preguntamos por qué los sacerdotes se revisten de morado en la Misa durante el tiempo de Adviento. En esta preparación a la venida de Cristo nuestro corazón, el interior de nuestra alma, tiene que estar predispuesto a la esperanza y, también, al recogimiento. El morado simboliza la penitencia, el arrepentimiento, la discreción, la austeridad, la seriedad… Signos de vigilancia y de deseo de conversión. Es tiempo de estar bien preparados interiormente, de unirse a Cristo a través de la confesión, para volver a la amistad con Dios perdida con el pecado.
En este lunes vamos también de la mano de nuestra Madre. Con María mirando a Cristo. Con María en camino hacia el Padre. Con la sencillez y humildad de María para responder a la llamada de Dios con valentía, con coraje, con confianza, con alegría… Es la invitación que María nos hace para que nos despojemos de todas nuestras tonterías humanas, que tanto enredan y enmarañan nuestro caminar cotidiano, y acercarse con gozosa esperanza al gran milagro que acontece en el portal de Belén.

000000

¡María, Madre, enséñame el camino para que tu Hijo nazca en mi vida con fidelidad, con entrega, con fe, con amor, con coraje! ¡María, en este tiempo de espera, ayúdame a contemplar el milagro de Belén con alegría cristiana! ¡María, tu que abres el camino que va de los ojos de Dios a los ojos de tus hijos, haz que sepa dar a los que me rodean delicadeza, cariño, entrega, atención, cuidado y mucho amor! ¡María, ayúdame a no temer el viaje de la vida, a escuchar en el silencio del camino tus pasos y las caricias de tus manos! ¡Nadie mejor que tú, María, supiste que significaba esperar la venida de Cristo. Nueve meses de esperanza gestando con humildad y paciencia. Tu me enseñas, María, que este tiempo de preparación puede transformar mi corazón; por eso quiero imitar tu precioso testimonio de amor en mi camino de Adviento! Señor, tu que te acercas silencioso a mi vida, te abro la puerta de mi corazón y exclamo con alegría: ¡Aquí estoy! ¡Hágase tu voluntad! ¡Haz de mí un hombre nuevo! ¡Espíritu Santo, ven, abre nuevos caminos en mi vida!

Nos acompaña la música sacra de Tchaikovsky. Es tan bello su Himno de los querubines, que lo comparto con vosotros:

Anuncios

Un comentario en “Despojarme de mis tonterías humanas

  1. Gracias por estar allí, entregando cada día una meditación de reflexión para nuestro incoherente caminar CRISTIANO!
    Gracias por orar con el corazón abierto en favor de ovejas descarriadas como yo, que en ocasiones nos dejamos llevar por el ruidoso mundo en el que vivimos, pese a conocer que es en el SILENCIO y en la EUCARISTÍA donde en realidad encontramos nuestro VERDADERO TESORO: a JESÚS EUCARISTÍA!
    Oh María Rosa Mística, Torre de David y Torre de Marfil, ayúdame a mirar el mundo como TÚ lo hacías, renuncio a mis pecados, pero ayúdame a encontrar con el nacimiento de tu hijo en mi corazón, la verdadera PAZ, que proceden del PADRE, DEL HIJO, Y DEL ESPÍRITU SANTO, AMÉN,

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s