Bautizado en el Espíritu

La Iglesia nos regala cada cierto tiempo momentos hermosos. Hoy, por ejemplo, nos da la oportunidad de renovar nuestro consentimiento bautismal, nuestra profesión más solemne, en la conmemoración del Bautismo de Jesús en el Jordán. La pedagogía evangélica es una escuela de enseñanza continua y hoy nos muestra cómo, antes de comenzar su vida pública, Dios Padre y el Espíritu Santo refrendan a Jesús, para que en el momento de iniciar el ministerio del anuncio de la Buena Nueva todos sepan quién es. Así, ante este cuadro tan impresionante en el que saliendo Jesús del agua el Espíritu de Dios baja sobre Él en forma de paloma no me queda más que refrendar mi fe, sentirme ungido por el Espíritu de Jesús, reafirmar mi sentimiento de hijo de Dios, por adopción, siendo profundamente amado por el Hijo Amado. Es el día para sentir el abrazo amoroso de Dios a través de la efusión de Su Espíritu.
Y como ocurrió en las orillas del Jordán, hoy en el silencio de mi hogar, o de camino al trabajo, en la oficina, en la Universidad, en el trayecto en tren o dondequiera que esté tengo que estar atento al susurro del Espíritu en mi corazón para sentir esa identidad maravillosa de hijo amado de Dios.
El bautismo de Jesús es un bautismo en el Espíritu. Un bautismo que también me concierne a mí y que me exige dar un paso más allá que el simple hecho de recibir el agua para sentirme cristiano, para cambiar interiormente, para convertirme, para cumplir los mandatos del Señor, para vivir la tradición de la Iglesia, para luchar por hacer las cosas bien hechas por amor y con amor… el bautismo que conmemoramos hoy me invita a vivir de manera veraz desde la perspectiva del Espíritu.
Es un compromiso real y auténtico con mi fe cristiana; es una responsabilidad real para llevar a cabo mi misión de llevar el Evangelio hasta las últimas consecuencias; es vivir mi vocación de cristiano desde la radicalidad; es aceptar sin oposición la misión concreta que Dios tiene para mí; es entregarme con generosidad a mi familia, a mis amigos, a mis compañeros de trabajo; es vivenciar el verdadero sentido del servicio hacia los que más lo necesitan…. El bautismo en el Espíritu es un proceso que va madurando cada día, cada semana, cada mes, cada año, en la medida en que me entrego a la realidad viva del Evangelio. Es como un bautismo a cuentagotas que me permite asentar mi proyecto de vida cristiana.
Si mi nombre está escrito en el libro del cielo porque soy hijo de Dios, mi bautismo me obliga a ser testigo fiel del amor que Él me tiene. Y no me lo puedo quedar para mí, tengo que proclamarlo allí donde haya alguien que no haya oído hablar de Dios. Ardua tarea, pero es parte de mi ser cristiano.

¡Abba, Padre, reafirmo hoy mis promesas del Bautismo! ¡Profeso mi amor por Tu Hijo Amado, la gracia de pertenecer a sus seguidores! ¡Y te doy, gracias, Padre, porque como bautizado me siento tan cerca del Señor y me siento afortunado de tener Su Amor! ¡En este día, Señor, envía sobre mí Tu Espíritu para que sepa interpretar la cruz, para que pueda caminar en la oscuridad de la vida con Tu luz, para transfigurar esos momentos de desesperanza, para atravesar la frontera de mis egoísmos y mis egos y darme más a los demás! ¡Padre, Tú tienes el poder para configurar mi humanidad, para cambiar mi escala de valores, para comprender que lo pequeño es grande; que lo último es lo primero; que la pobreza es también una gran bendición; que la obediencia a Ti y tus mandatos no son más que un signo de libertad; que la circuncisión del corazón implica una gran plenitud de amor! ¡Abba, Padre, gracias porque no me dejas nunca solo y me regalas la confianza plena en que siempre se hará tu voluntad que es lo mejor que puedo esperar! ¡Abba, Padre, me siento tu hijo amado! ¡Gracias, Dios de bondad, por tu amor y misericordia hacia mi!

En este día escuchamos la maravillosa cantata Christ unser Herr zum Jordan kam, BWV 7 que Juan Sebastian Bach compuso para el día del Bautismo de Jesús:

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s