¿Es la oración de alabanza sanadora?

Alguien me pregunta por qué la oración de alabanza es sanadora. Viene a colación por la meditación de ayer. Es sanadora porque nace de la profundidad de la fe y confianza en que la Providencia divina está presente en todos los acontecimientos de la vida, los positivos y los negativos. Toda oración de alabanza sana y echa al cubo del olvido cualquier tipo de sufrimiento. Para ello debe hacerse siempre con perseverancia y tenacidad centrando toda la atención en el Dios de la Misericordia que toma nuestro corazón herido para que olvidemos nuestra voluntad, nuestro yo, nuestras preocupaciones y nuestros intereses personales para centrar su atención en Él, para darle gracias, para admirar su bondad y su misericordia y para significar el gran amor que sentimos por Él.
Son muchas las ocasiones que atribulado por las dificultades o por la tristeza, con la voz rota o el rostro desencajado, recostado en un banco de una iglesia o agazapado, solitario, en el de un parque público he comenzado a alabar a Dios. Y lo hecho con esperanza, abandonándome de verdad al Señor. No ha pasado un tiempo hasta que mi corazón ha desquebrajado la roca que le rodeaba, permaneciendo completamente indefenso ante el Señor, olvidándome por completo de aquella angustia que me embargaba. Me he sentido absolutamente amparado y protegido por las manos misericordiosas del Padre que han acogido mi debilidad para dar respuesta a esa alabanza que sana y protege.
Alabar es dejar volar de lo que hay en el interior. Desprenderse del yo, abandonar la voluntad, dejar de mirarse a uno mismo para que el eje de todo sea el mismo Dios. Porque Él es el centro, El que todo lo irradia, sobre El que todo converge. De ahí que es tan importante alabarle constantemente para romper las ataduras interiores —soberbia, vanidades, egoísmo, envidias, mentiras, celos, ambiciones, vicios…— que nos impiden mirar la vida con ojos de eternidad.
Cuando uno se mira constantemente a sí mismo, a sus problemas y sus sufrimientos, todo se vuelve abrumador porque el egocentrismo de cualquier tipo es una enfermedad que daña el alma, la llena de amargura, la bloquea y la enferma. ¡Ay, Señor, cuanto tengo que cambiar!
Alabar sana. Sana de verdad. Sana porque el hombre acepta o aprueba lo que le sucede como parte de ese plan que Dios tiene diseñado para su propia vida.
Alabar sana. Sana porque toda alabanza sencilla e íntima nos sitúa en nuestra realidad, nos abre los carismas del Señor, nos da respuesta a su amor, nos compromete con nosotros mismos y con los demás, nos lleva a un mayor experiencia vital de Dios, nos abre a la acción del Espíritu Santo iluminador y redunda en nuestro bien porque todos sabemos que en todas las cosas interviene Dios para bien de los que le aman.

0000

¡Padre Bueno, eres omnipotente y todopoderoso, eres mi Padre y mi Señor! ¡Te alabo y te bendigo, Señor, pues Tú lo has creado todo, lo conoces todo y todo lo amas! ¡Te alabo, Señor, porque aun conociendo mi vida y mis luchas diarias, permaneces a mi lado, me ofreces tu sabiduría, tu amor, tu fuerza y la esperanza! ¡Te alabo y te bendigo, Señor, porque eres la roca que me sostiene sobre la que puedo amoldarme para asentar mi vida tan quebradiza y frágil! ¡Te alabo y te bendigo, Señor, porque me proteges! ¡Te alabo y te bendigo, Señor, porque Tu eres mi Pastor y nada me falta! ¡Te alabo y te bendigo, Señor, porque cuando estoy cansado y me fallan las fuerzas Tú me cargas sobre tus hombres y me llevas a un lugar seguro! ¡Te alabo y te bendigo, Señor, por tantas cosas hermosas que me hablan de Ti! ¡Te alabo y te bendigo, Señor, por tantas alegrías que me haces sentir cada día a pesar de las dificultades que me rodean! ¡Te alabo y te bendigo, Señor, porque me llamas cada día a seguirte y tu Gracia que me lleva a vivir con alegría cristiana! ¡Te alabo y te bendigo, Señor, por tantas cosas hermosas que me regalas, por la gente buena que colocas en mi camino! ¡Te alabo y te bendigo, Señor, porque Tú lo sabes todo y Tú sabes que te amo con un corazón contrito lleno de heridas y sufrimientos pero también de felicidad!

Sea la gloria, Jesús cantamos hoy para adorar al Señor:

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s