Lo que San Pablo significa hoy para mi vida

Antes de escribir estas líneas, leo pausadamente varias veces el episodio de la conversión de San Pablo. De perseguidor de cristianos a principal apóstol del Señor. La llamada de Dios es imponente. Le tira por tierra y lo eleva hasta el cielo. Es una fuerte llamada a la conversión.
Con esta escena uno comprende que lo primero que logró el Señor es que aquel hombre orgulloso se desprendiera radicalmente de lo que antes consideraba importante para él. Le hizo entender la necesidad de tener una percepción completamente nueva de la vida, de la realidad y de las cosas. A la luz de la revelación, todo es diferente. Todo carece de importancia cuando se conoce la Verdad. Y contemplo mi vida. Y siento en este día como la conversión llama de nuevo a la puerta de mi corazón.
¿Cuántas veces me ha tirado Dios del caballo y no he sido capaz de reaccionar? ¿Cuántas veces me ha llamado Dios por mi nombre y no he querido escuchar su voz? ¿Cuántas veces Dios me ha tratado de arrebatar mi egoísmo, mi soberbia, mis placeres mundanos, los malos consejos y he cerrado los ojos para tratar de no contemplar la verdad? ¿Cuántas veces el Señor me pregunta en lo más profundo de mi corazón por qué le persigo y prefiero callar? Pero cada vez que Dios me despoja de mis apetencias, de mis placeres, de mi voluntad, de lo que es importante para mí… surgen en mi vida rayos divinos que me sugieren cerrar los ojos y evitar contemplar lo mundano de esta vida para elevar mi mirada al cielo y contemplar la Verdad.
¿Cuántas veces prefiero callar y no exclamar como San Pablo: «¿Quién eres Tú, Señor?»? ¿Cuántas veces dejo pasar los susurros del Espíritu Santo en mi vida que ofrecen luz a mí caminar? ¿Cuántas veces hago caso omiso a la inspiración de Dios? ¿Cuántas veces desobedezco a conciencia la invitación del Señor? ¿Cuántas veces callo antes de proclamar que soy seguidor de Jesús?
¿En qué me diferencio de san Pablo si tengo la misma fe, la misma doctrina, el mismo amor por los demás, la misma caridad… y al mismo Dios? Mi falta de amor verdadero por el Señor, una valentía auténtica para proclamar en mi entorno social, profesional y familiar el Evangelio de Jesús y el deseo de convertirme en un auténtico apóstol que se levanta para dar luz y ardor al pequeño mundo que envuelve mi corazón.

000

¡Ante tu presencia, Señor, como haría san Pablo, llevando en el fardo de mi vida todo mi presente y mi pasado, con todo lo que he sido y soy en la actualidad, con mis grandes limitaciones y mis pequeñas capacidades, con la fortaleza que recibo del Espíritu y las debilidades consecuencia de mi humanidad, levanto hoy mi voz para proclamar mi amor por Ti y mi compromiso para seguirte como discípulo tuyo! ¡Te agradezco profundamente, Señor, el amor que sientes por mi a pesar de mis múltiples pecados y faltas y, sobre todo, por tu gran misericordia! ¡Es el momento de una auténtica conversión, Señor! ¡Ayúdame a enderezar mi vida, a cambiar el rumbo de mi vida, a ser lo que tu quieres que yo sea en esta vida! ¡A ser lo que Tú verdaderamente querías que fuera cuando hiciste el milagro de darme la vida! ¡Te pido, Señor, que envíes tu Santo Espíritu para que ilumine mi corazón, mi entendimiento y mi ser para que, a la luz de tu Verdad y de tu Amor, me acerque cada día más a Ti y a los demás! ¡Para que esta auténtica conversión aleje de mi las preocupaciones, las faltas, los rencores, el egoísmo, la envidia, el orgullo, la desconfianza, el mal carácter, la falta de capacidad de amar y servir! ¡Ilumíname para más sensible a la realidad del Evangelio, a hacer mías Tus Palabras, a creer de verdad en Tu mensaje, a dejarme guíar siempre por Ti! ¡Ayúdame a que esta conversión implique vivir siempre en torno a Ti y que mi vida sea el espejo de tu inmenso amor, tu gran misericordia y tu infinita bondad y compasión! ¡Ayúdame, Señor, desde este mismo instante a ser una persona nueva, comprometida contigo y con los demás!

¿Quién eres tu, que persigues a los cristianos? cantamos hoy acompañando a esta meditación:

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s