¿Qué ocurre cuando las cosas se tuercen?

Tristemente vivimos a merced de los sentimientos. Cuando las cosas nos sonríen nos mostramos alegres, las virtudes brotan de manera natural, todo parece más sencillo y el amor surge de manera espontánea y, en ocasiones, ingenua. La seguridad se convierte en un baluarte de mi carácter y mi espíritu se fortalece. La serenidad hace olvidar las tormentas y los altibajos accidentales. Incluso en el corazón parece afianzarse la gracia de Dios.
En tiempos de bonanza los ojos ven en la oscuridad y el corazón cicatriza fácilmente las heridas. Uno puede incluso invocar aquellas palabras del Salmo que exclaman que no vacilaré jamás. Pero poco a poco la jactancia, el orgullo o la soberbia si no se podan a tiempo crecen abonadas por esa falsa confianza que se asienta en lo profundo del corazón humano. En los tiempos en que las dificultades no aparecen puede ocurrir que Dios sea un punto lejano.
¿Y qué ocurre cuando las cosas se tuercen? Llega la desesperanza. La memoria se torna olvidadiza. Es difícil recordar los tiempos hermosos, regalo de Dios. La vida ya no sonríe y nuestro rostro es el reflejo del alma. Entra el desasosiego y la desesperanza. Y crece el sufrimiento. Los sentimientos nos esclavizan. Y nuestros humores son como una pieza de teatro. En tiempos de turbulencia se pone a prueba la fe, la confianza, la paciencia… y la perseverancia. Y la sabiduría para encajar los desajustes que trae la vida.
Cada día surge el momento propicio para analizar mis estados del alma. Hacerlo sinceramente ante el Señor en la oración. Ante el Señor y ante uno mismo. ¿Cómo me comporto conmigo mismo cuando las cosas me van bien y qué talante tengo cuando todo sale torcido? ¿Cómo lidiar con mi con confianza y seguridad cuando las cosas van como la seda o con el pesimismo cuando las dificultes surgen a todas horas? ¿Cuál es mi reacción cuando las cosas me sonríen y espiritualmente me siento fuerte y agradecido y me abandono a la desconfianza y al desaliento cuando todo parece desmoronarse? ¿En qué medida soy capaz de dominar todos los sentimientos que revolotean por mi cabeza y dañan mi corazón? En definitiva, ¿vivo a merced de mis sentimientos o vivo de la fe viva de que en Cristo todo se puede?

000

¡Señor, quiero conocerte mejor! ¡Quiero tener, Señor, un mejor conocimiento de Ti a través de los sufrimientos y de la verdad de mi vida! ¡Necesito, Señor, intuir con el afecto de mi corazón ese gran misterio que eres Tú! ¡Quiero ofrecerte todo aquello que me preocupa, todos mis sufrimientos, mis anhelos, mis esperanzas, mi desconsuelo, las dificultades que se debaten en mi corazón pequeño para resurgir con fuerzas renovadas y con una mayor experiencia de Ti! ¡Deseo, Padre de la Misericordia, que habitas en mi corazón con luz eterna, contemplar siempre a Tu Hijo amado, penetrar en su misterio, en la gracia del Espíritu Santo, para conocerte mejor a Ti! ¡Dame la oportunidad de acceder al misterio del conocimiento de la verdad para con humildad, paciencia y amor, convencido de mi ignorancia y mi pequeñez, crecer en sabiduría! ¡Permite, Señor, que sea capaz de humillarme en mi sufrimiento para crecer en sencillez y humildad!

Acompaño esta meditación con la Cantata 33 de J. S. Bach Allein zu dir, Herr Jesu Christ (Sólo en tí, Jesucristo, reside mi esperanza):

Un comentario en “¿Qué ocurre cuando las cosas se tuercen?

  1. Qué haré contigo, mi Dios! esta mañana me solucionaste todo para que yo tuviera tiempo suficiente de estar junto a Ti. Me dejaste sin palabras y sólo te daba gracias infinitas y sigo dándotelas. Espíritu Santo ilumíname para que sepa ver más, el inmenso amor que me tienes, ya que sólo veo faltas en mi, y que a veces no correspondo con tu Amor, me dejo llevar de las cosas materiales y poco entro dentro de mi corazón donde Tú vives por tu infinita Misericordia. Madre mía, arrópame en tu regazo y nunca permita que me separe de tu lado. ” A Jesús por María “. Que vea su rostro en mi hermano que pasa delante mío y me necesita.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s