¿Dónde tiene Dios su casa?

Mi hijo pequeño está preparándose para la Primera Comunión. Y me pregunta: «Papá, ¿dónde tiene Dios su casa?». Trato de razonarlo para niños, pero Dios tiene su casa en la vida. Y, aunque él lo pintaría sobre una gran nube blanca, esta pregunta me invita a profundizar en este misterio tan hermoso y es que Dios mora en lo más profundo del ser humano. Él habita en nuestro interior ya que somos templos vivos del Espíritu Santo. Todos somos morada de Dios. Basta con ponerse en silencio, en la soledad del silencio, profundizar en el interior de uno mismo, y hablar desde el corazón a este distinguido huésped, que Él escucha.
A Dios no le agrada ni la grandilocuencia ni la falsa humildad, ni las prisas ni la ligereza… pues sólo espera la paz serena y sencilla del corazón para que uno pueda hablarle. Y la fe. Y la confianza. La entrega total del yo para que Él se ocupe de transformarlo todo.
Dios anhela que contemple su vida habitada, realzada y engalanada por su presencia y revestida por su amor y su misericordia. Dios espera que tenga una fe absoluta en Él; que tenga el convencimiento pleno que cumple sus promesas; que mi fe venza todos los obstáculos; que mi fe sea lo suficientemente sólida como para ayudar a aquellos paralíticos del corazón a descubrir que Dios habita en su corazón. Pero, sobre todo, Dios espera que mi fe sea perseverante, decidida, firme y victoriosa. Y que mi lenguaje sea el lenguaje del amor y de la alegría, del servicio callado y la generosidad entregada. Sólo así Dios tendrá espacio en esa morada de mi vida. ¿Y si lo sé, porque no actúo así con frecuencia?
Y con Dios habitando en mi corazón será más fácil cultivar la vida de la gracia, crecer en intimidad con Él, profundizar en el conocimiento personal de Cristo, alejar aquello que no es de Dios y expulsar esos amores, anhelos y gustos que no están conformes con Su querer. Pero para responder a la pregunta «¿Qué espera Dios de mí?» antes me he habré tenido que plantear «¿dónde tiene Dios su casa?».

000000000000000

¡Señor, ayúdame a vaciarme de mi yo, de mi egoísmo, de mi soberbia y haz que mi interior sea cálido y acogedor, para que Tu Espíritu pueda morar en mi corazón! ¡Ayúdame, Señor, a negarme a mi mismo, a hacerme pequeño, para que pueda encontrarte a Ti e invitarte a entrar en mi casa! ¡Señor, ven a mi casa y aunque soy como Zaqueo, repleto de cosas que deben ser cambiadas, actitudes que debo clarificar, actitudes que debo mejorar, sentimientos que debo cambiar, te invito sinceramente a entrar! ¡Y una vez dentro, Señor, que tu mirada, tus gestos y tus palabras, penetren en lo más profundo de mi corazón y lo purifiquen; que iluminen mi mente, para que sea capaz de discenrir lo que debo cambiar en mi vida! ¡Que escuchándote, comprenda y acepte que sólo podré encontrar la paz y ser humanamente eficaz si soy justo y mantengo mis actitudes constantes y sinceras de solidaridad y de servicio hacia los demás! ¡Señor Jesús, te amo y te necesito, ven a mi corazón por favor!

Haz el milagro en mi, cantamos hoy al Señor:

Anuncios

Un comentario en “¿Dónde tiene Dios su casa?

  1. “La Virgen de Guadalupe ya le pidió a San Juan Diego que construyera Casita Sagrada en el Nican mopohua:
    SÁBELO, TEN POR CIERTO, HIJO MÍO EL MÁS PEQUEÑO, QUE YO SOY LA PERFECTA SIEMPRE VIRGEN SANTA MARÍA, MADRE DEL VERDADERÍSIMO DIOS POR QUIEN SE VIVE, EL CREADOR DE LAS PERSONAS, EL DUEÑO DE LA CERCANÍA Y DE LA INMEDIACIÓN, EL DUEÑO DEL CIELO, EL DUEÑO DE LA TIERRA, MUCHO DESEO QUE AQUÍ ME LEVANTEN MI CASITA SAGRADA.
    EN DONDE LO MOSTRARÉ, LO ENSALZARÉ AL PONERLO DE MANIFIESTO:
    LO DARÉ A LAS GENTES EN TODO MI AMOR PERSONAL, EN MI MIRADA COMPASIVA, EN MI AUXILIO, EN MI SALVACIÓN”
    Nuestra Madre nos invita que levantemos el Templo para “por quien se vive” en nuestro Corazon, “allà arriba”. En el Llano, abajo, se pide la construccions solo del Templo de piedra.
    Dejemos que Dios cambie nuestro Corazon a su gusto, renunciemos al viejo y Él lo hará nuevo en tres dias. Y se quedará con nosotros por siempre.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s