¿Limpio de corazón?

Existe una relación antagónica entre las bienaventuranzas que el Señor establece al iniciar su ministerio público y las ocho exclamaciones vertidas contra los fariseos y escribas. En las primeras, Jesús abren el camino para acceder al reino de los cielos. Los «ay» de los segundos sólo sirven para cerrar a los hombres las puertas del Cielo.
Las bienaventuranzas acrecientan la humanidad y la misericordia con los más humildes, con los menesterosos, con los más necesitados. Los «ay» de los escribas y fariseos son motivo de condena por cómo despreciaban a las viudas, cómo trataban a los necesitados y esa actitud de menospreciar la fe, la justicia, la bondad y la misericordia. De las palabras de Cristo surgen palabras de ternura y de sus labios se escucha decir que los bienaventurados son mansos, limpios de corazón, buscan la paz, sufren persecución, están hambrientos y tienen sed de justicia, buscan consolación y son pobres de espíritu; en los «ayes», Jesús acusa a fariseos y escribas de insensatos y ciegos, de perseguidores y asesinos.
Pensamos, sin embargo, que basta con asumir las bienaventuranzas para convertirse en un cristiano fiel pero cuando Jesús se refiere a los limpios de corazón esa limpieza no hace referencia sólo a estar limpio de pecado sino que exige fidelidad. Es la limpieza de ese corazón sencillo, puro, sincero, fiel, devoto, humilde y, sobre todo, un corazón limpio dispuesto a servir a Dios. Porque ese corazón es el que cruzará el umbral del reino de los cielos. ¿Cuántas veces limpio el vaso y el plato de mi cuerpo para que esté como una patena pero por dentro mi corazón rebosa rencor, amargura, tristeza, desconfianza, falta de piedad, ausencia de arrepentimiento, poco amor y menos caridad?
Un corazón limpio para contemplar a Dios. Para que todo lo que haga sea para santificar su nombre, para que venga su reino y para que se haga su voluntad. Para mantener en mi corazón la añoranza de un comportamiento pulcro, sincero, verdadero, en la que no esté presente la hipocresía ni la falsedad; un actuar en la que mi actitud, limpia de corazón, se corresponda a las palabras, y éstas a los pensamientos, y éstos que sean siempre las de un hombre de Dios.

000

¡Espíritu Santo te pido que seas el espejo de mi alma, los ojos de mi espíritu, para que mi fe sea lo suficientemente limpia para acercarse a Dios! ¡Te pido, Espíritu Santo, que me ayudes a vivir de un modo puro, piadoso y santo para ver a Dios! ¡Dame mucha fe, Espíritu Santo, para llegar a entender las cosas de Dios! ¡Pon en mi corazón, Señor, pureza y renuévalo por dentro para que haya siempre rectitud, para que sea capaz de amarte a Ti y a los demás con amor y misericordia! ¡Entrégame, Señor, un corazón nueva que sea capaz de amarte con todas mis fuerzas! ¡Señor, Tú me dices que sólo un corazón puro estará ante tu presencia por eso te pido perdón por haberme alejado de Ti, por no orar lo suficiente, por conservar en mi corazón pensamientos de amargura, por juzgar tan fácilmente a los demás, por no haberte atrevido a pedirte con fe, por haber descuidado el mandamiento del amor, por mi resentimiento a quien me hace sufrir, por mis egoísmo que me hacen buscar primero mi interés, por mi falta de confianza en tu amor, por mi corazón cerrado a los que buscan consuelo, por no ser un instrumento de tu paz, por mi orgullo que impregna mis actos, aún los buenos, por no testimoniar en mi vida la esperanza que hay en Ti, por haber creído tan poco que eres la Resurrección y la vida! ¡Padre, Tú que eres un Dios compasivo y misericordioso, Tú que has hecho tanto por mí, bendíceme en este día!

Meditamos también con esta preciosa canción de las Bienaventuranzas de Karoi:

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s