Hacer lo justo

Hay ocasiones que no damos para más. Evitamos complicarnos la vida. Y hacemos lo justo. Lo justo en casa, en el trabajo, en nuestras ocupaciones cotidianas, en las relaciones con los demás. Y, con lo justo, nos sentimos satisfechos. Pero cuando me acomodo en lo cotidiano, lo hago también en lo espiritual. Y, eso, ocurre con frecuencia. Pero como cristiano no me puedo permitir ir yendo por la vida haciendo «lo justo». ¿Lo justo?
Sí, lo justo. Porque haciendo lo justo vivo una santidad a medias tintas. Siguiendo a Jesús, pero lo justo. Ofreciéndome para colaborar, pero lo justo. Rezando, pero lo justo. Participando de los sacramentos, pero lo justo. Haciendo apostolado, pero lo justo. Colaborando con la comunidad, con la parroquia, con los grupos de oración, pero lo justo. Sacrificándose por los demás, pero lo justo. Amando al Señor… lo justo.
Y, así, con lo justo, es imposible crecer: midiendo los tiempos, ajustando la generosidad para con el Señor, regateándole el tiempo. Eso lo único que pone en evidencia es lo poco espléndido y generoso que quiero ser con Él.
Hace unos años un sacerdote nos explicaba en una charla a un grupo de hombres el por qué un cristiano debía anhelar la santidad. Y puso numerosos ejemplos para ayudarnos a vivir la santificación en la vida ordinaria. Alguien alzó la mano y exclamó: «Padre, todo eso es para gente auténticamente santa. ¡A mí dígame lo que tengo que hacer para «con lo justo»… llegar al cielo!». El sacerdote, con cara de sorpresa, le respondió: «¿Por casualidad estás casado?». Y confirmando que era así, prosiguió: «Entonces… al día siguiente de la celebración de la boda, ¿le preguntaste a tu mujer qué era lo justo que tenías que amar para que ella fuera feliz?» El amor es el sentimiento vivencial más determinante del ser humano, es ofrendar una entrega total hacia el otro, es aspirar siempre a la perfección. La caridad crece por el amor.
Buscamos la amistad en todo menos en Jesús. Por eso no nos preocupa darle lo justo. Pero si soy capaz de darle al Señor sólo lo justo, ¿qué no haré con los demás?

Hacer lo justo

¡Espíritu Santo, dame la fuerza para ir más allá, para volar como las águilas, para no quedarme en lo justo de la vida sino para aspirar a lo grande! ¡No permitas, Espíritu Santo, que me asiente en la mediocridad en lo espiritual y en lo cotidiano de mi vida! ¡Ayúdame a crecer, a esforzarme siempre aunque cueste, a entregarme de verdad! ¡Y a ti, Señor, te pido que me analices, que busques todo aquello que hay en mi corazón que tanto te desagrada para cambiarlo! ¡Te pido, Señor, que me quebrantes para librarme de las ataduras que me alejan de Ti y me impiden seguirte con decisión! ¡Te pido, Señor, que me ayudes a crecer para afrontar las situaciones de la vida con decisión, sin quedarme a medias, sin arrojo y sin alegría! ¡Te pido, Señor, que seas tú el que me guíe llevándome por el camino que conduce hacia Ti! ¡Te necesito, Señor! ¡Te necesito para que me ayudes a no quedarme en la mediocridad de mi vida que lo único consigue es que me quede mirándome a mi mismo! ¡Envía sobre mí tu Espíritu para que me acompañe siempre en mi trabajo, en mis labores en el hogar, en mis decisiones y mis esfuerzos cotidianos y también en la monotonía del día a día! ¡Envía sobre mí tu Espíritu, Señor, para que la pereza no me impida avanzar! ¡Y te pido por los que no me lo ponen fácil cada día que me obligan a renovar los esfuerzos y acrecentar mis ilusiones cada día!

Jaculatoria a la Virgen en el mes de mayo: María, tu que te esforzaste siempre en hacer bien las cosas, ayúdame en este día a no quedarme en la mediocridad sino en lo que complace siempre al Padre. ¡Gracias, Madre, por tu amor!

De Johann Sebastian Bach escuchamos hoy su cantata Ärgre dich, o Seele, nicht, BWV 186 (“No te desazones, alma mía”) que tan bien se ajusta a la meditación de hoy:

Anuncios

Un comentario en “Hacer lo justo

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s