María, auxilio de los cristianos

El domingo, día de la Santísima Trinidad, asistí a una Eucaristía en la que una familia católica paquistaní ingresaba como laicos comprometidos en la Comunidad del Cordero. Una familia valiente que tuvo que desprenderse de todo— su pasado, sus pertenencias, su identidad, sus bienes…— por no renunciar a su fe y dar testimonio de Cristo. Cristianos como tú y como yo que sienten la presencia viva y reconfortante del Señor Resucitado. Con una única diferencia. Huídos de su Pakistán natal, pertenecen a la Iglesia sufriente, necesitada y perseguida. La que da su vida por Cristo. La que muere por no renunciar nunca a su fe cristiana. ¡Y cuánto nos cuesta a nosotros en los lugares donde la Iglesia no está perseguida dar testimonio de Cristo en nuestras familias, en nuestro entorno social o profesional!
En las letanías invocamos a María como «auxilio de los cristianos». Es un título muy hermoso porque nos muestra la mediación que hace la Virgen ante Dios para interceder por la humanidad entera. María, corredentora a los pies de la Cruz, es nuestra Madre espiritual, es el auxilio de los hombres ante la dificultad; pero a lo largo de los siglos la protección de María a todos los cristianos, especialmente aquellos perseguidos por razón de la fe, ha sido modélica. La Virgen, María Auxiliadora, nos protege a todos como ha protegido y amparado siempre a la Iglesia instituida por su Hijo.
Hoy, en el día de María Auxiliadora, acudo a la Virgen para que me auxilie ante las incertezas y peligros de mi vida pero sobre todo, también, para que acuda a proteger a todos aquellos hermanos en la fe perseguidos por su amor a la Iglesia, a Cristo y a María. Y me ayude a dar siempre testimonio valiente y sincero de mi pertenencia a la Iglesia Católica. Con el orgullo de la fe, con la alegría de la esperanza.

Maria auxiliadora

¡Virgen María, Madre de la humanidad, auxilio de los cristianos, imploro hoy tu protección para que cuides a todos los cristianos perseguidos! ¡Virgen María, te pido nos ayudes a todos a vivir siempre en armonía! ¡Virgen Santa, que has sido auxilio de los cristianos a lo largo de los siglos, preserva la fe a todos los cristianos, ilumina al Santo Padre, a los obispos, a los sacerdotes, a los consagrados, haz que crezcan las vocaciones sacerdotales para que el reino de tu Hijo se consolide en este mundo y la Buena Nueva llegue a todos los rincones de la tierra! ¡Virgen Auxiliadora, ayúdame a guardar en mi corazón los misterios de Dios y, tú que estuviste a los pies de la Cruz, permíteme aprender de ti cómo afrontar las dificultades de la vida! ¡Ayúdanos a todos los cristianos a ser testigos de tu Hijo Jesucristo, firmes en la fe, unidos en la roca de la Iglesia, abiertos al amor de Dios! ¡Eleva María, nuestras súplicas al Padre Celestial, para que los testimonios de tantos perseguidos cristianos y tantos encarcelados por la fe, lleven a muchos a Cristo! ¡Ayuda a los perseguidos a perdonar a sus perseguidores! ¡María, te pido también por las Iglesias domésticas y los sacerdotes encarcelados, fortalece la fe de cada uno de ellos, y muéstrales cuánto los amas y estás con ellos, no desampares la obra de sus manos, e intercede al Padre para que les libre de tanto sufrimiento! ¡Intercede, María, para que Dios Padre imponga sus manos de sanidad sobre cada uno de los perseguidos enfermoso heridos, que gocen a pesar de sus circunstancias y luchas, como Pablo y Silas hicieron cuando estaban encarcelados que adoraban y alababan el poderoso nombre de Dios a pesar de la dificultad! ¡Intercede ante el Padre de bondad, para que cambie el corazón de piedra por uno de carne a los perseguidores, les haga más sensibles y permitan a los cristianos ejercer su fe en Dios! ¡Acuérdate de nosotros siempre, Virgen Auxiliadora! ¡Ruega por nosotros, María! ¡Y bendice también María hoy a la comunidad salesiana que hoy celebra la fundación de su orden por Don Bosco!

Jaculatoria a la Virgen en el mes de mayo: ¡Oh María, refugio de los atribulados, consuelo de los afligidos, ten piedad de nosotros! ¡María Auxiliadora de los cristianos, ruega por nosotros!

Escuchamos hoy el Himno a María Auxiliadora:

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s