¡Sí, amo a la Iglesia!

Permanecía ayer en silencio en una capilla con el Santísimo Expuesto haciendo vigilia de oración por el día del Corpus Christi que hoy celebramos. Y me sentía feliz, agradecido. ¡Agradecido! ¡Y amado! ¡Amado por el Dios de la vida! ¡Amado por Cristo! ¡Amado por el Espíritu Santo! Y siento yo también un profundo amor por la Santísima Trinidad y por la Iglesia Católica a la que pertenezco. La fiesta de hoy está íntimamente unida al Jueves Santo, a la misa in Caena Domini, en la que se solemnemente se instituyó la Eucaristía, y en la que se revive el misterio de Cristo que se entrega a nosotros en el pan partido y en el vino derramado. Hoy este misterio se lleva en procesión por las calles de la ciudad y de los pueblos para dejar constancia que el Cristo resucitado camina en medio de nosotros y nos guía hacia el cielo.
Es un día de alegría y de amor a la Iglesia. Y la amo porque es fundación de Jesús y es el camino que me lleva a la santidad, la que me conduce en mi peregrinar hacia el cielo.
Y la amo porque es santa, porque santa es su cabeza, porque sus fines son santos y porque muchos de su seguidores han alcanzado la santidad a pesar de su origen pecador.
Y la amo por la fuerza de su tradición. Por san Pablo, por Hildgard von Bingen, por san Francisco de Asís, por san Benito, por santa Clara, por santa Teresa Benedicta de la Cruz, por santa Teresa de Jesús, por santa Faustina Kowalska, por san Josemaría Escrivá, por san Juan Pablo II —referentes de mi vida espiritual—, y por tantos hombres y mujeres que han dejado su poso espiritual.
Y la amo por su catolicidad universal; porque a través de ella tantos hombres y mujeres se han acercado a Dios. Y porque me permite hablar el mismo lenguaje de paz, de caridad, de misericordia y de amor con tantos hermanos que me encuentro en mi caminar.
Y la amo por la delicadeza de su liturgia. Por los detalles de la Santa Misa. Por las Misas solemnes de Navidad. Por los oficios de Semana Santa. Por la vela pascual. Por la vigilia de Pentecostés.
Y la amo por tantas obras de misericordia que desarrolla en los campos de la salud, de la educación, de la promoción de los pobres y los necesitados con el único fin de ayudar a cada persona a seguir a Cristo, vivir en Cristo y morir en Cristo.
Y la amo por los sacramentos que me permiten vivir el misterio del Amor y me ayudan en el camino de la salvación. Y, allí donde voy, por el sacramento de la Eucaristía que me une en comunidad a mis hermanos de otras lenguas y razas.
Y la amo por la fuerza de la Palabra que manifiesta el reino de Dios.
Y la amo porque es una herencia que tengo que cuidar, es la herencia recibida de mi familia que ha transmitido la fe de generación en generación.
Y la amo porque es la vía para canalizar mi fe, don de Dios, y con el testimonio de mi fe tocar el corazón del prójimo por obra del Espíritu Santo que vierte todas las gracias sobre todos los hombres.
Y la amo porque es tan débil, vulnerable e imperfecta como yo pero en su bendita limitación es creación del Señor y está guiada por el Espíritu Santo. Y la amo porque la conforman seres humanos que, al igual que me ocurre a mí, yerran y pecan, pero se levantan por la misericordia de Dios. Y la amo porque el Señor no invita a los rectos y a los perfectos sino a los pecadores que buscan el perdón y esperan su llamada, a los que quieren resguardarse del frío y quieren encontrar el abrazo del Padre.
Por todo esto amo a la Iglesia. Y doy gracias a Dios, a mis padres y a tanta gente que se ha cruzado en mi camino por ayudarme a crecer en su interior.

amo a la iglesia católica

¡Dios, Padre de bondad y misericordia, Tú nos has llamado a formar parte de tu Iglesia! ¡Escucha hoy esta oración sencilla que te elevo para que llenes siempre de luz a todos los que profesamos la fe cristiana y católica! ¡Danos, Padre bueno, la fortaleza que proviene de tu Espíritu para ser capaces de enfrentarnos a la vida con valentía y acoger en nuestro corazón las enseñanzas que tu Hijo Jesucristo nos ofreció con su Palabra y su vida! ¡Te pido hoy, Padre, que con la certeza de mi fe me ayudes a dar testimonio de tu amor y tu misericordia en todos los momentos de mi vida! ¡Te pido por todos los integramos tu Iglesia! ¡Por el Santo Padre, para que sea un hombre santo, que ejerza su misión según la verdad y las inspiraciones del Espíritu Santo! ¡Que sus palabras lleguen al corazón de la sociedad, de los gobernantes y de los fieles! ¡Que su mensaje llene de paz el corazón de los hombres! ¡Llena de tus santos dones a los obispos, sacerdotes y consagrados y consagradas, bendícelos a todos con tu amor y con tu gracia, para que sean verdaderos servidores tuyos! ¡Que su fe se convierta en un modelo para los laicos de hoy! ¡Bendice siempre su trabajo para que no desfallezcan en su misión! ¡Que su ejemplo sea un estímulo para creer en la fe y vivir en el amor que Cristo nos mostró! ¡Hazlos a todos ellos diligentes y comprometidos con las personas que más lo necesitan! ¡Y míranos a nosotros, tus fieles bautizados en todos los confines del universo que tus ha creado! ¡Ayúdanos a ser luz del mundo! ¡Ayúdanos, con la fuerza de tu Espíritu, a ser levadura que fermente en la sociedad! ¡Ayúdanos a estar siempre unidos a nuestros pastores, a vivir en la fe, la esperanza, la justicia, el amor y la caridad! ¡Ayúdanos a crear un mundo más justo y solidario! ¡Ayúdanos a llevar tu Palabra y nuestro testimonio para que algún día todo la humanidad podamos proclamar unidos tu nombre santo y sepan que Jesucristo es tu Hijo y Salvador nuestro! ¡Gracias, Padre, por tu Iglesia a la que tanto amo a pesar de sus imperfecciones! ¡Gracias porque en torno a ella y con ella me acerco cada día más a Ti! ¡Gracias por darnos a Jesucristo, tu Hijo amado! ¡Gracias enviarnos a tu Santo Espíritu, que es la guía para llegar a Ti!

Jaculatoria a la Virgen: ¡María, llena de gracia, figura de la Iglesia, figura del cristiano, intercede ante el Padre por las necesidades de la santa Iglesia y de todo el mundo!

En este domingo de mayo escuchamos el Haec dies, a 3 voces del compositor inglés Thomas Morley:

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s