¿Es el amor de Dios selectivo?

Piensa en la última ocasión que te decepcionaste de la vida. Que tu corazón herido, llagado y quebrantado pensaba que ya nada tenía sentido. Que todo se desmoronaba. ¿No te ha ocurrido nunca? A mi sí. Pero ahora, pon en tus pensamientos a tantos hombres y mujeres que cada día luchan con la pobreza, con la enfermedad, con el destierro huyendo de la persecución, que cada noche pasan hambre, soledad… Sin Dios en su corazón su vida no es más que estiércol puro. Sin el Amor enraizado en lo más íntimo de uno mismo la dignidad no existe como tampoco el valor y la esperanza.
Pero la esperanza es imperecedera. Porque la esperanza va unida al amor y el Amor de Dios es infinito. Su ternura abraza a todos por igual. No es excluyente. Es un Amor incondicional. Y aunque tantas veces parece que está agazapado, Dios nunca nos abandona.
Tengo un amigo que piensa que el amor de Dios es muy selectivo. Que es un Padre que tiene personas a las que llena de gracias permanentes. Son sus favoritos y el resto de los mortales tenemos que conformarnos con las migajas de ese amor vistas las cruces con las que cargamos. Con esta perspectiva la mayoría de nosotros somos poco afortunados y nunca seremos receptores de la Buena Nueva. Sin embargo, nadie puede hacer nada para que Dios le ame… sencillamente porque Dios nunca deja de amarnos. Y no lo hace por cómo uno sea, ni porque se lo merezca, ni porque lo pida insistentemente… Nos ama porque amar es algo intrínseco de Dios. Incluso aunque uno se lo proponga… Dios no le dejará de amar jamás porque Dios ama hasta al que más se ha alejado se encuentra de Él. Es difícil de entender y asumir, ¿verdad? ¡Pero lo exalta claramente el Salmo!: «¡Dad gracias al Señor porque es bueno; porque es eterna su misericordia!»
Yo siento en mi vida que como Dios me ama mi esperanza es ilimitada. Y es una esperanza cierta. Y cómo la compasión de Dios es infinita nunca me ha faltado lo necesario, mis sueños y esperanzas nunca se acaban, mis cruces se hacen menos pesadas, mis decaimientos se fortalecen para seguir luchando…
La gran noticia de mi vida no es tener más o menos ingresos (ha habido momentos muy duros), tener una casa más grande o más pequeña, tener un buen coche o un utilitario, llevar a mis hijos a un colegio privado o a una escuela pública, tener más o menos capacidades, ser más o menos reconocido profesional o socialmente… La gran noticia es que Dios me ama. Y eso es lo que me otorga en esta vida una gran esperanza. Si por algún motivo sientes que Dios está ausente en tu vida, que está agazapado y no eres capaz de verlo… entra en una iglesia, mira al Sagrario y abre bien los ojos. Deja que su amor impregne tu corazón y sentirás lo selectivo que es Dios: te ama como nadie nunca te ha amado.

Es el amor de Dios selectivo

¡Padre Bueno, gracias por tu amor infinito! ¡Gracias por tu fidelidad eterna! ¡Gracias, Padre, porque son muchas las veces que te fallo cada día y es en esos momentos cuanto más necesito de tu amor y de tu misericordia! ¡Señor, mi corazón rebosa de alegría porque sé que eres fiel, que eres un Dios bueno lento en la cólera y rico en la clemencia! ¡Eres, Señor, un Dios que ama que sólo me pides que me arrepienta con el corazón abierto, que grabas en mi corazón la impronta de tu amor! ¡Perdona, Señor, cuando no soy capaz de ver todas las gracias que derramas sobre mí y mi familia cada día! ¡Perdona, Señor, Dios mío, porque soy un pecador y el orgullo, el olvido de tu Palabra, mi soberbia y mi mundanidad me llevan por caminos errados! ¡Envía tu Espíritu, Padre de bondad, para ser consciente de que soy un pecador y que mi arrepentimiento sólo me traerá grandes beneficios! ¡Te doy gracias, Padre bueno, porque puedo orarte y alabarte, bendecirte y glorificarte hoy, mañana y siempre! ¡Gracias por ser mi Dios que tanto me ama! ¡Gracias Jesús, gracias Espíritu Santo, gracias Virgen María, gracias san José, que sois escuela de amor! ¡Que de mi boca, Señor, solo surjan cada día estas palabras: Gracias por tu amor y por tu misericordia!

¡Sagrado Corazón de Jesús, en vos confío!

Por amor, es la canción con la que honramos hoy al Señor:

Anuncios

Un comentario en “¿Es el amor de Dios selectivo?

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s