Una marca de amor

Me llama la atención una fotografía (que acompaña a este texto) con un clavo atravesando los pies de Cristo. La he visto por casualidad en una revista e inmediatamente he tomado la imagen con el móvil. Me ha dejado impactado por la fuerza que tiene su significado. Y me han venido a la mente las palabras de Jesús en el Evangelio de San Lucas: «Mirad mis manos y mis pies».
Y eso es lo que hago y me digo con el corazón contrito que realmente la vida de Jesús terminó de esta manera: clavado con unos clavos en las manos y en los pies. Cristo muere por mí —por nosotros— en la flor de su humanidad, magullado, escupido, flagelado, desnudo, insultado, despreciado, clavado… Ese clavo de gran tamaño que atraviesa sus pies sostiene el cuerpo de Jesús al madero santo. Es una marca de amor que Dios pone en mi —nuestro— corazón. Dios graba con este sello de sufrimiento todo el amor que siente por el ser humano y así lo canta también el Cantar de los cantares: «Ponme como sello sobre tu corazón, como sello sobre tu brazo, porque fuerte como la muerte es el amor».
Y miro estos pies atravesados por un clavo y me imagino a ese Cristo antes de la Cruz mirando con compasión a aquellos que se lo martillearon… En apariencia todo lo que se ve a simple vista es sufrimiento, dolor, lástima, denigración… pero los cristianos solamente podemos ver en esas heridas abundancia de amor, misericordia, perdón y esperanza. Desde sus pies atravesados por esos clavos afilados sobre el mundo entero se derramó gracia abundante.
Enmudezco contemplando esta imagen y sólo me cabe exclamar: «¡Señor, has sellado en la cruz tu amor por nosotros, que este amor tuyo se clave en mí para siempre y sea capaz de hacerlo conocer a todos los que se crucen en mi camino!» para a continuación pedirle perdón porque como reza la canción «Si hubiera estado allí entre la multitud que tu muerte pidió, que te crucificó; lo tengo que admitir, hubiera yo también, clavado en esa cruz tus manos y tus pies».

image

¡Señor, Jesús crucificado, me dirijo a ti desde el corazón, postrado junto a Tu Madre a los pies de la Cruz, para reconocer lo mucho que sufriste por mí y por la humanidad y para decirte, Señor, que me siento en deuda contigo! ¡Señor, no puedo más que agradecerte el haberme salvado por medio de ese sufrimiento en la cruz, por las tantas heridas que la flagelación te produjeron, por ese cansancio extremo que debiste padecer, por esa agonía que tuviste en la cruz, por tanta sangre preciosa derramada por nosotros, por esos clavos que traspasaron no sólo tus manos y tus pies si no también tu corazón! ¡Señor, tú sabes lo que anida en lo más hondo de mi corazón y sabes las veces que me quejo por pequeñas cosas, cuando estoy cansado, cuando me encuentro mal, cuando me siento despreciado o rechazado, cuando me siento enfermo, cuando las cosas no salen como yo las tenía previstas, cuando me sobrevienen problemas imprevistos… y en esos momentos se me olvida que tu cuerpo fue perforado por unos clavos y una lanza que te hicieron padecer de dolor, que te clavaron una corona de espinas que te produjo un dolor inaguantable, que te escupieron hasta la humillación, que te insultaron y te blasfemaron, que te infringieron heridas las veces que te caíste camino del Calvario, que tu hombro herido y llagado llevaba el peso de la Cruz y en todos esos momentos callaste, aguantaste el sufrimiento, miraste con amor, tuviste paciencia misericordiosa, no dijiste nada que pudiera interpretarse como una queja o un reproche y mientras tu entregabas tu vida por mí yo me quejo por las nimiedades de la vida! ¡Perdón, Señor, qué ingrato soy! ¡Contemplo, Señor, esta imagen con tus pies clavados y me lleno de vergüenza porque tantas veces me quejo de mis pies cansados que se arrastran por la la vida y no me acuerdo de los tuyos destrozados y llenos de heridas! ¡Señor, ante estos pies heridos pongo mi pecado, mis sufrimientos, mis enfermedades, y la de todas aquellas personas por las que cada día rezo para que nos llenes de tu amor y misericordia!

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s