La alegría de perder el miedo

En este lunes de Pascua resuena el grito de «¡Alegraos!». Es la primera palabra que Cristo dirige a los suyos. Y esta «alegría» de la que habla el Resucitado es la que yo necesito en mi vida cotidiana. La necesito porque cuando profundizo en mi interior y oteo lo que sucede en mi mundo exterior y en el de tantos que me rodean soy plenamente consciente del sufrimiento, de la confusión, de las divisiones, de la profunda desesperanza, de la desazón y de la tristeza que se vislumbra en tantos rostros sombríos de personas que conozco y sufren rupturas interiores.
Pero Cristo sale al encuentro y exclama: «Alegraos». Una invitación clara y precisa. Es una invitación a un alegría contagiosa, auténtica y viva que nace del interior de mi corazón. Una alegría que no sea frágil, quebradiza e imperfecta porque la alegría cristiana brota de la opción fundamental por Jesús, fruto de una experiencia basada en la fe en Él y en la comunión por quien es el Camino, la Verdad y la Vida.
«Alegraos». Una invitación para vivir en plenitud. Una invitación para optar por el amor, por el servicio, por la entrega y por el bien.
Pero a este «Alegraos» acompaña Cristo un «¡No tengáis miedo!». Al igual que la alegría es el signo de la existencia cristiana y es el testimonio de la profundidad de nuestro compromiso con la voluntad de Dios, el «¡No tengáis miedo!» es un grito de esperanza. Lo es porque todos tenemos miedos que nos paralizan como cadenas invisibles: miedo al fracaso, a los problemas, a perder personas y bienes, al qué dirán, a la humillación, al rechazo, al abandono, a la muerte, a la enfermedad, a sentirnos incapaces a hacer determinadas cosas, al futuro, a no ser capaces de afrontar los desafíos del presente, a no tener dinero, a ser juzgados o criticados… Cristo quiere que cada uno rompa sus miedos interiores para construir con alegría una nueva vida.
«Alegraos» y «¡No tengáis miedo!». De nuevo Cristo me interpela. Jesús me ofrece lo que necesito en el momento oportuno porque no tener miedo implica fundamentarlo todo en Su amor comprensivo y, desde ese amor, hacer el milagro de que mi alegría sea siempre una alegría plena.

orar con el corazon abierto

¡Señor con alegría y sin miedo quiero buscarte cada día! ¡Tú eres mi Señor, concédeme la gracia de encontrarte cada día en mi oración, en mi Eucaristía diaria, en mi encuentro con el prójimo, en mis actitudes y en mi ser cristiano! ¡Necesito de la gracia que viene del Espíritu, Señor, porque mi conversión cotidiana se ve frenada muchas veces por mis miedos! ¡Envíamela, Señor, para quedar libre de temores y servirte con santidad y justicia! ¡Señor, no permitas que los miedos me paralicen y encadenen mi corazón y no permitas que creen resistencias al cambio! ¡No permitas, Señor, mis falsas seguridades que amortiguan mi alegría de vivir y la convierte en mediocre argumento para alejarme de ti! ¡Hoy entiendo, Señor, que esta llamada a la alegría y a no tener miedo es un deseo para hacer las cosas nuevas en mi, para darle más sentido a mi vida, para darme la serenidad cuando me amenace la tormenta, darme más libertad cuando me sienta más oprimido, para darme el perdón cuando haya caído y amor cuando me encierre en mi mismo! ¡Señor el alegros y el no tener miedo que me lanzas hoy despierta en mi fe en Ti y mi confianza de que contigo todo es posible! ¡Gracias, Señor, tu gloriosa resurrección da sentido al presente y al futuro de mi vida! ¡Gracias también Señor porque despiertas todo las cosas buenas que descansan en mi corazón! ¡Soy plenamente consciente de las muchas limitaciones que tengo, de mi fragilidad, de mi pequeñez, de esas comodidades que me alejan de ti, de esos miedos que me paralizan, pero contigo, Señor,  sé que puede renacer de nuevo y ser partícipe del proyecto de vida y de amor que tienes pensado para mi!

¡Alegraos!, cantamos acompañando la meditación de hoy:

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s