La paciencia que todo lo alcanza

Disfruto escuchando música en el iPod antes de comenzar la oración, ante el Santísimo, en la calle, en el coche. Me inspira y es una manera de conversar con el Señor de una manera diferente. Ayer no fue una excepción y la paciencia fue el nexo de mi oración con una bella canción que recoge un texto de Santa Teresa. A lo largo de nuestro peregrinar por la vida la paciencia se convierte en una virtud indispensable. La necesitamos cada día, a cada hora, a cada minuto.
La paciencia es una virtud que hemos de ejercitar con humildad y la vida nos ofrece oportunidades diarias para hacerlo. Con nuestras esposas, con nuestros hijos, con los conocidos, con nuestros compañeros de trabajo, con los que viajamos, con los vecinos, con los clientes y proveedores pero, sobre todo, con nosotros mismos.
Cuando sabemos soportar y aceptar con alegría los defectos de quienes tenemos cerca nos vamos convirtiendo en humildes guardines de la alegría. No siempre es fácil. Requiere un combate y no pocas renuncias. Si rechazamos a personas que nos “cargan”, que nos molestan, o escapamos con diplomacia de una responsabilidad, desperdiciamos la ocasión que nos ofrece Dios de practicar esta virtud de la paciencia que observa con alegría aquello que causa tristeza.
La paciencia nos ayuda a aceptar con serenidad el dolor y las pruebas que la vida pone a nuestra disposición para crecer como personas, y es la palanca con la que soportamos con ánimo sereno los males y avatares de la vida. La paciencia nos dispone en un camino de autodisciplina que nos faculta para saber callar, evitar roces, mirar con afecto, sonreír, el no ventilar sufrimientos o aventuras ajenas, ni dolores propios… porque las lamentaciones nublan el día, entristecen el corazón y descontrolan la paz. Lo deja muy bien plasmado la poética de Teresa de Jesús, que tan bellamente musican en Taize:

“Nada te turbe,
nada te espante.
Todo se pasa.
Dios no se muda.
La paciencia todo lo alcanza.
Quien a Dios tiene nada le falta.
Sólo Dios basta”.

orar con el corazon abierto

¡Señor, Tú sabes que la impaciencia es uno de mis enemigos que tantas veces me lleva a la tristeza y al desánimo! ¡Hazme comprender, Señor, inspirado por tu Santo Espíritu, que al camino hacia el cielo se llega por medio de la serenidad y la paciencia! ¡Hazme entender que las respuestas inmediatas no son siempre voluntad tuya! ¡Ayúdame, Señor, con la fuerza de tu Santo Espíritu, a crecer en paciencia y a aprender de ella, a no ser impaciente ante los problemas, dificultades y adversidades que se me presentan, a serenarse siempre y a actuar de acuerdo con tu voluntad! ¡Señor, anhelo actuar pacientemente, sabiendo esperar con paciencia lo que tienes pensado para mí! ¡Tu, Señor, dijiste que aprendamos de Ti que eres paciente y humilde de corazón, concédeme la paciencia para soportar las largas esperas y adaptarme a los imprevistos que van surgiendo todos los días, para dialogar con amor y respeto con quien se muestra insensible, para perseverar ante las tantas frustraciones que siento y para crecer ante la adversidad y creer que contigo todo es posible! ¡Concédeme, Señor, con la fuerza de tu Espíritu Santo, a tener la paciencia para valorar las cosas sencillas y asumir los desafío cotidianos con un corazón abierto a la entrega y la esperanza! ¡Que nada me turbe, Señor, porque contigo siempre hay alegría, consuelo y esperanza!

Jaculatoria a María en el mes de mayo: Virgen María, dame fe para seguir adelante, grandeza de espíritu para tener paciencia, amor para dar, voluntad para no desesperar y paciencia para comprender y esperar.​

Con Taizé, cantamos Nada te turbe, con el fin de que el Señor nos de la paciencia los avatares de nuestra vida:

Anuncios

Un comentario en “La paciencia que todo lo alcanza

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s