La belleza de María

Último sábado de agosto con María en el corazón. María, Madre del Amor Hermoso, Madre de la esperanza. A Jesús por María. De hecho, Jesús, nacido del seno de María, es el más hermoso de los Amores. Hay un salmo, el 45, que lo canta bellamente: «Tú eres hermoso, el más hermoso de los hombres; la gracia se derramó sobre tus labios». El amor de Cristo es el amor de María.
Hoy, en este sábado, es un día para contemplar la belleza de María. Una jornada para darle gracias al Señor por habérnosla dado como Madre, como camino espiritual para llegar a Él. Un día para detenerse junto a María, la Madre amable, admirable, del buen consejo, de misericordia, digna de veneración y de alabanza y contemplar el misterio de su maternidad divina y humana. Es el día para decirle a María que «Toda bella eres María, llena de gracia, Madre del Amor hermoso, que reproduces la belleza del Amor de Dios en nuestra vida».
Hoy a través de la belleza de María quiero profundizar también en la belleza admirable del amor del Padre y dar respuesta a ese amor que siente por mí y por todos los hombres. Comprender, desde la belleza de María, que todo pasa por la belleza de la contemplación, dejarse cautivar por la grandeza de este amor. Profundizar también en la belleza humilde y sencilla de su sí a Dios, de ese acoger en su corazón la voluntad del Padre y ese dejarse poseer por el Espíritu Santo que todo lo llena y todo lo acoge. Es el día para acudir a María, la toda bella y toda hermosa y con una esperanza viva y una confianza ciega pedirle que ruego por el mundo entero.

orar con el corazón abierto

¡Toda bella eres María, llena de gracia, Madre del Amor hermoso, que reproduces la belleza del Amor de Dios en la vida! ¡Llena de gracia eres, María, hermosa Madre, que me sostienes en mi camino de la vida y que me enseñas a vivir entre los obstáculos que ésta me presenta! ¡Hoy quiero, María, contemplar tu belleza espiritual para tomar un poco de ella para ser mejor, para luchar por mi santidad, para tratar de ser imagen de tu bondad y ser fiel a tu Hijo Jesucristo, el más bello de los hombres de la más bella de las mujeres engendrado! ¡María, cuando piense en Tí como Madre del Amor hermoso, hazme pensar también en la belleza del amor, en la belleza del ser humano creado por Dios al que debo amar y respetar siempre, de la belleza del matrimonio que en tu persona estuvo santificado, en la belleza del trabajo bien hecho que tu realizaste con amor, de la belleza de la creación pues todo fue hecho por amor, de la belleza de los gestos que tu llevaste a cabo con sencillez y humildad, de la belleza del misterio del amor, don del Espíritu Santo! ¡Cuando contemple tu belleza, María, que recuerde también la belleza de la fe que se manifiesta hermosamente en tu Sí a Dios! ¡Que sepa ver en este hermoso gesto como supiste escuchar y acoger a Cristo en tu corazón y concebirlo por la fe! ¡Al mirarte a Tí, Madre del Amor hermoso, que sea capaz de penetrar en el misterio de la fe y permitir que Cristo habite en mi corazón! ¡María, Madre del Amor hermoso, ruega por mí y por todos nosotros!

Eia Mater, fons amoris en una bella interpretación de Alfreda Hodgson:

2 comentarios en “La belleza de María

  1. Pingback: La belleza de María – Laus Deo

  2. Último sábado de agosto con María en el Corazón . Hoy , en este sábado , es un día para contemplar La belleza de María , Madre del Amor Hermoso , Madre de la esperanza . Una jornada para darle Gracias al Señor por habérnosla dado como Madre , como camino espiritual para llegar a Él .

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s