¿Hasta que punto soy superficial?

Lamentablemente en el mundo reina la superficialidad, favorecido en parte por las nuevas tecnologías que propician imágenes falsas de la realidad. Como se vive de apariencias no se llega a la esencia de las cosas. La persona superficial no interioriza, se fija solo en lo externo, en lo inmediato, en lo relativo. Sin profundidad interior es difícil ir a la esencia de los acontecimientos y de la vida. Entonces la experiencia vital pasa de soslayo, solo se mira la capa de barniz de las situaciones, se juzga en función de las apariencias, se miden las circunstancias y las personas por la primera impresión, no se es capaz de comprender lo profundo de las experiencias vividas, a uno le basta con aceptar sin más las cosas como vienen…
La madurez, sin embargo, está regida por la profundidad. El enraizar las situaciones permite juzgar con criterio y justicia los acontecimientos, los sentimientos, las ideas y, sobre todo, a las personas. La persona madura es, ante todo, alguien realista, objetivo, sensato, con ideas propias que no se deja influir por el entorno, es ajeno a las críticas superficiales y se muestra libre de prejuicios.
Toda la riqueza interior que uno va absorbiendo durante la oración, en el disfrute de la lectura de la Palabra, en el encuentro cotidiano con el Señor, en su vida eucarística… va formando un carácter propio que expulsa la ligereza y la superficialidad. Excesivos ruidos exteriores impiden el silencio interior que es el que otorga mesura y serenidad y no actitudes y comentarios apresurados o valoraciones críticas sobre todo y sobre todos. Los ruidos de la vida llevan demasiados afectos desordenados, excesivo activismo desmesurado, gran cantidad de pensamientos en los que prima el orgullos y la vanidosos, un sinfín de tentaciones, una enorme cantidad de rencores pero también de miedos, se acaparan mayores preocupaciones… y así el corazón se vuelve infeliz.
La esclavitud interior que comporta la superficialidad impide ser libre porque el Espíritu Santo no tiene cabida en un corazón esclavo de las apariencias con demasiado ruido en el interior. Allí no puede reposar Dios, amante del silencio y la serenidad interior. Y si Dios no mora en el corazón no se le puedes escuchar, ni se le puede sentir, ni se le puede amar y, menos, se puedes atender su llamada. La pregunta es: ¿Hasta que punto soy superficial?

orar con el corazon abierto

¡Señor, quiero aprender de ti esa enseñanza que nos has dejado en el camino hacia la humildad: olvidarme de mi mismo para curar mi soberbia y mi egoísmo, para sanar esa enfermedad de mi alma que tanto dolor produce, para evitar tener esa mirada ruin de la vida, para evitar juzgar a los demás y mirarme en el espejo de mi indignidad, para olvidarme de que el hombre es respetado por ti cuando se abaja y se olvida de sí y, en su pequeñez, hace grande su entrega a los demás! ¡Señor, quiero caminar haciendo tu voluntad, guardando tus preceptos, buscándote de corazón sin cometer iniquidad ni seguir mi propio interés! ¡Señor, quiero ser consciente de que encontraré el reino allí donde te deje reinar, donde deje que tu justicia, tu amor y tu paz ocupen el lugar de mis torpezas! ¡Ven y quédate en mi, Señor Jesús, en mi vida diaria y toma posesión de mi para que sepa gobernar y perdonar, santificar e iluminar, para que me esfuerce en ordenar todas las cosas para el bien de todos y para renovarme por tu fuerza, tu gracia y tu misericordia! ¡Ven Espíritu Santo, llena mi corazón con el fuego de tu amor!

Hoy la Iglesia celebra el Domund con el lema “Sé valiente, la misión te espera“.  El DOMUND es una Jornada universal que se celebra cada año en todo el mundo, el penúltimo domingo de octubre, para apoyar a los misioneros en su labor evangelizadora, desarrollada entre los más pobres.

En lugar de música adjunto el video promocional del Domund. No hay misión pequeña, si el amor es grande. ¡Que todos seamos generosos!

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s