Dar valor a mi relación con Dios

El pensamiento de Cristo al contemplar la Cruz que le llevará a la muerte es que pudiera glorificar a su Padre. ¡Glorioso pensamiento porque es una invitación a que sea también el deseo de mi propio corazón!
Este es pensamiento que me invade hoy: ¿Por qué al levantarme cada día a pesar de dar gracias por la nueva jornada, ofrecer los acontecimientos que se me presentan, pedir por aquellos que me encuentre durante el día, entregar mi pobre persona mi ruego no es que Dios sea glorificado como cantamos en el gloria? En definitiva, en el trajín de la vida, entre las ocupaciones cotidianas, más sencillas o más complicadas, mi anhelo como cristiano debería ser que Dios sea alabado, bendecido, alabado, adorado y glorificado.
Con tantas gentes que niegan su existencia, con tantas decisiones de responsables políticos que tratan de borrar la existencia cristiana de nuestras sociedades, con tantas personas que rechazan a Cristo y huyen de la Cruz, Dios gusta de que su nombre pueda ser glorificado por lo que es, el Amor infinito.
¿Acaso no fueron estas las palabras de María cuando saludó su prima santa Isabel: Mi alma glorifica al Señor y mi espíritu se llena de júbilo en Dios mi salvador!
Sabemos que ningún ser humano puede añadirle absolutamente nada a la gloria de Dios pero es mi obligación como cristiano proclamarla a la humanidad entera. En definitiva, le honro cuando le rezo en nuestras iglesias y lo adoro en mis plegarias, testifico con alegría la gran obra que realiza en mi vida y proclamo que su Palabra es santa cuando escucho las lecturas en la Eucaristía diaria y dominical.
Cada uno de mis pensamientos, mis actos, mis actitudes, mis sentimientos, mis palabras… es un motivo de dar valor a mi relación con Dios, mostrar que en mi propia sencillez puedo convertirme en un verdadero instrumento a su servicio y eso me exige glorificarlo en cada circunstancia de mi propia vida. En realidad cada uno es un instrumento al servicio de Dios y esto adquiere más dimensión cuando uno toma conciencia de que la gloria del Señor brilla sobre él.

orar con el corazon abierto
¡Padre bueno, mi alma se abre a Ti y se entrega Ti para que la penetres y la invadas con tu presencia, para que la llenes de vida, la conduzcas y la santifiques! ¡Te alabo y te bendigo, Dios mío! ¡Padre bueno, te glorifico con mi pequeña vida! ¡Te glorifico con el gran amor que siento por Ti! ¡Te glorifico, Dios mío, y exalto todos los atributos con los que te manifiestas como tu fidelidad, tu amor, tu majestad, tu poder, tu santidad, tu soberanía, tu magnanimidad, tu misericordia, tu gracia…! ¡Padre, tu me das la libertad de amarte y yo quiero hacerlo cada día con mi entrega generosa, con mi acción de gracias, con mi obediencia ciega, con mi fidelidad cotidiana, con mi servicio a los demás, con el despojo de mi mismo, con la aceptación de tu voluntad en mi vida! ¡Gracias, Padre, por todo lo que me das que no merezco! ¡Gracias, Padre, porque gozas con nuestro bien, porque deseas mi felicidad y porque me ofreces la vida en abundancia que es tu Hijo Jesucristo para que lo siga con su Palabra y lo vivifique diariamente en la Eucaristía! ¡Gracias, Espíritu Santo, porque iluminas mi vida y me haces tomar conciencia de lo que soy y de que todo lo que tengo es recibido de las manos generosas de Dios no para mi propio provecho, no para abusar de ello y emplearlo mal sino para dar gloria, para desde mi beneficio darlo a los demás, para que se cumpla siempre la voluntad en mi vida y para el bien común! ¡Quiero, Padre, glorificarte con mi propia vida! ¡Que mi relación contigo, Padre, este presidida por el amor, por la experiencia personal, por el gustar de tu presencia y beber de tu Espíritu! ¡Que mi alabanza no sean solo conceptos y palabras sino sentir en mi vida la emoción y el asombro de tu presencia, tu amor y tu misericordia! ¡Configurarme, contigo Padre, con Jesús tu Hijo, y con el Espíritu Santo, pues en esta Trinidad está el camino, la verdad y la vida!

Eres todopoderoso, le cantamos hoy al Señor:

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s