Una noche para abrir el corazón a la misericordia

¿Hay un momento más hermoso en la preparación para la Navidad que la instalación del Belén? Este gesto es parte de nuestro universo cultural, nuestra tradición cristiana. Es un signo de esperanza y paz para todos los hombres de buena voluntad.
Sacamos de la caja con cariño el buey y la mula, los ángeles y los pastores; los Reyes Magos y la estrella que los guía, a María y a José, y al niño, Jesús, y a una retahíla de personajes que cada año agregamos al escenario del pesebre familiar.
Así que hoy es un día para salir de nuestra propia caja e insertarse en el pesebre de nuestra vida y escuchar en nuestro corazón el mensaje alegre del ángel: ¡Hoy ha nacido un Salvador que es Cristo, el Señor!
Y como en aquella noche oscura, somos como aquellos hombres que pasaban la noche al raso guardando sus rebaños. En este días estamos envueltos en la luz de Dios, en la gloria del Señor, camino del establo donde tuvo lugar el nacimiento de Dios recostado en el pesebre.
Nosotros, esta noche, también vamos a peregrinar. Lo haremos a la iglesia porque para los cristianos la Palabra de Jesús cuenta en nuestras vidas. Esta noche iremos a orar, a adorar al Niño Dios en el pesebre de la Santa Misa de Nochebuena.  Nos uniremos con tantos otros que tienen la esperanza de que, caminando en la oscuridad, vislumbran la luz de Dios.
Somos conscientes de lo que sucede en Navidad en una gran parte del mundo: comilonas, regalos y consumismo. Pero al llegar esta noche al templo, nos encontraremos con tantos que se vuelven a Dios en oración con estas palabras sencillas: ¡Ven, Señor Jesús!
Hoy es el día para rezar por todos aquellos en el mundo que no ven la luz, que están tristes y desesperados, que su vida no tiene sentido, que la miseria les impiden alimentar y educar a sus hijos, que como María y José son refugiados y han tenido que huir como lo hicieron ellos para escapar de la violencia de Herodes que buscaba matar a su hijo. Es un día para pensar en los que que viven tiempos difíciles porque les falta trabajo, porque sus familias están rotas, porque están solos y olvidados. ¡Hay tantos males que afectan al ser humano en las profundidades del corazón!
Orar para que la Navidad, sean cuales sean las circunstancias, se convierta en un día de tregua, un día para volver a tomar aliento y esperanza, un día para que la alegría sea como una pequeña luz que brilla en la noche, una pequeña luz que se convertirá en un gran fuego de esperanza.
Una noche para abrir el corazón a la misericordia. Bienaventurados los misericordiosos, porque ellos obtendrán misericordia. Para ser misericordioso hay que tener un corazón sensible, un corazón abierto a las pruebas de aquellos que se cruzan en nuestro camino, de aquellos que comparten esta tierra con nosotros.
La de Belén es como una cuna llena de su misericordia que Dios Padre envió a la tierra. Una cuna modesta que dice la tradición tenía solo un poco de paja. Allí estaba un niño recién nacido a quien se le dio el nombre de Jesús, lo que significa que Dios salva. Jesús es la misericordia de Dios, el corazón abierto, el amor de un Padre que da a su hijo al mundo. Jesús es la misericordia de Dios porque es el Príncipe de la Paz.
Paz, amor y felicidad a todos con Jesús en el corazón. Santa y feliz Nochebuena a todos los lectores de esta página. Que esta Navidad se convierta en una promesa de paz y de justicia, de esperanza y de amor, de perdón y de alegría. ¡Gloria a Dios en el cielo y paz en la tierra paz a los hombres de buena voluntad, a quienes Jesús ama para que seamos capaces de dar amor!

orar con el corazon abierto

¡Señor del cielo y de la tierra, que esta noche que se presenta, santa noche en la que vienes a nacer para salvarnos de nuestras miserias, quiero darte gracias por tu amor infinito! ¡Te doy, gracias Señor, por mi familia, por mi hogar, por mis amigos, por las personas que colaboran conmigo; que todos tengamos abierto el corazón para recibirte y hacerlo con amor, esperanza y alegría! ¡Señor, te pido de corazón que vengas a mi, que te abra la puerta cuando llames, que yo también pueda regalarte humildemente mi amor! ¡Gracias, Señor, por esta noche de paz y de amor en la que tu amor infinito y misericordioso nos bendice! ¡Hazme entender, Señor, que es lo importante de mi existencia como cristiano! ¡Ayúdame a acogerte con un corazón de niño!¡Te pido hoy, Señor, por todas las familias del mundo para que reine en el corazón de sus miembros el amor y la paz! ¡Lleva, Señor, tu que eres la Paz y el Amor, la paz, la armonía, la buena disposición de espíritu entre todos los miembros de nuestras familias! ¡Haz, Señor, que cesen las discordias y las diferencias, los rencores y las indiferencias y en su lugar trae la generosidad de sentimientos y el amor! ¡Señor, Tú viviste en una familia en la que por encima de todo el ambiente estaba impregnado de amor, servicio y generosidad! ¡Haz que cada uno de nuestros hogares esté impregnado de este ambiente y que se convierta en una morada de tu presencia, en lugares de acogimiento y paz! ¡Que todos, padres e hijos, se sientan siempre amados y se aleje de ellos la ingratitud, el egoísmo y el desdén! ¡Y hoy, Señor, cuando te adore en el pesebre que tenga presenta a tantas personas que no te conocen, te rechazan o no tiene las comodidades necesarias en este mundo a veces tan duro y tan cruel! ¡Líbranos, Señor, de  tanta vanidad mundana y tanta ambición que roba la poca bondad de nuestro corazón! ¡Y a Ti, María, Reina de las familias, enséñanos a amar!

Hermosísimo para esta noche este fragmento del Oratorio de Navidad de Heinrich Schütz:

Un comentario en “Una noche para abrir el corazón a la misericordia

  1. Estimados amigos de “ORAR CON EL CORAZÓN ABIERTO”

    Un año más en nuestras vidas se ha quedado atrás.

    ¿Que nos espera en el 2018, tanto a nuestro país, cuanto a toda la Humanidad y personalmente a cada uno de nosotros?

    Generalmente los seres humanos deseamos que el año por venir sea benigno, fructífero y, al mismo tiempo, practico, eficaz y prolifero en todas las obras que planeamos. Y no nos incomoda el saber que esos deseos nuestros, la mayoría de las veces, no pasan de ser fantasías que creamos únicamente con el fin de vivir siquiera unos días sumidos en la ESPERANZA, en el preclaro presentimiento de que algún día quizá llegue esa Era de la Comprensión y la Buena Voluntad que tanto hemos buscado desde que tuvimos uso de razón. Hoy, en vísperas de un nuevo año, al despedirnos del año 2017, sin recurrir a fantasías ni alegorías de ninguna índole, les digo:

    !TODO DEPENDE DE TODOS Y DE CADA UNO DE NOSOTROS, CON FÉ Y CONFIANZA EN DIOS!

    Y esa es la idea central que para estas festividades quiero hacerles llegar, estén donde estén.

    !Todos los logros, los fracasos, las penas, las alegrías, los planes, las fantasías y cada pensamiento que nos embargue siempre nos darán pie para escoger la continuación que más se ajuste a los más plausibles objetivos del ser humano!

    Les deseo:

    HOY Y SIEMPRE, MANTENER LA FÉ EN DIOS, LUZ, AMOR, ARMONÍA, ORDEN, CREATIVIDAD, BONDAD Y COMPRENSIÓN, GENEROSIDAD, PERDÓN, TESÓN, CALOR HUMANO, QUE EN LAS DICHAS, LA FE Y LA PASIÓN PUESTA EN DIOS JAMÁS OLVIDEN AL HERMANO.

    Quizá ese hermano que necesita de nuestra ayuda se encuentre en este momento tras la pared que deslinda con la casa vecina, en el Barrio de los Marginados o simplemente en el mar de sus propios sufrimientos. ! Sean generosos y bondadosos, porque precisamente eso espera de nosotros nuestro país y todo este mundo en que vivimos!

    !Feliz Navidad y Año Nuevo! ! Haya PAZ en nuestros hogares y MISERICORDIA en nuestras almas!

    Mucha, mucha fe, mucho amor, luz, espiritualidad y consciencia, vibremos en forma positiva, armónica para que pensemos y actuemos bien, donde quiera que estemos, aun en la adversidad.

    Reflexionemos y Cambiemos nuestros paradigmas tradicionales con la ayuda de Dios.

    Fraternalmente

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s