Unir mis manos a las de María

Primer domingo de mayo con María, Señora de la alegría, en el corazón. Este tiempo de Pascua, que es tiempo de alegría, que es tiempo de luz y de esperanza por la Resurrección de Cristo que ilumina cada uno de los pasos de nuestra vida, ¡qué hermosura que coincida con el mes de mayo, el mes de María!
Vivir la Pascua en el mes de la Virgen te permite ponerlo todo sus manos, esas manos que cogieron tiernamente a Jesús en el pesebre de Belén, que acurrucaron al mismo Dios y lo presentaron a los Reyes de Oriente y en el Templo de Jerusalén. Esas manos que vistieron a Jesús en su infancia, que le prepararon con amor la comida en la casa de Nazaret, que acariciaron su rostro al despedirse del Señor cuando iba a iniciar su vida pública, que se unieron en oración con san José y con Jesús en la sinagoga, que sostuvieron con firmeza al Señor al pie de la Cruz cuando el Dios hecho hombre se hizo débil por nuestra salvación.
Esas manos marianas se abrieron en acción de gracias el domingo de Resurrección para dar gracias al Padre al acoger con alegría la gracia de la Pascua y exclamar junto a las mujeres: ¡En verdad ha resucitado!
Esas manos, santas y humildes, generosas y tiernas, dispuestas y entregadas, discretas y prudentes, delicadas y consoladoras son manos abiertas para acoger las preocupaciones y necesidades de cada uno de sus hijos. Son manos que te enseñan a estar siempre dispuesto y entregado a acoger al prójimo.
El mes de mayo comienza a pasar las páginas del calendario. Me pongo en manos de María, uno las mías a las de Ella para en oración avanzar en el camino de la esperanza, para dar gloria y alabanza al Padre, para que derrame su gracia sobre todos y cada uno de los hombres. Y, al mismo tiempo, uno mis manos a las de Ella para que lograr que mis propias manos den frutos abundantes de caridad, de misericordia, de consuelo, de repartir amor, de honestidad, de hacer trabajo bien hecho, de llevar a mi fe al corazón de los hombres, de acoger los problemas del prójimo, de servir con amor intenso…
Las manos de María son manos de ternura. ¡Que la Virgen me ayude a lograr que las mías se conviertan también en manos consoladoras, entregadas y abiertas a la gracia del amor, del perdón y de la misericordia!

 

orar con el corazon abierto

¡Uno mis manos a las tuyas, Madre de la Gracia, porque Tu eres la dispensadora de todas las gracias y mi salvación está en tus manos! ¡Uno mis manos a las tuyas, Señora, en oración sincera para sentir tu amor, tu ternura y tu protección materna! ¡Uno mis manos a las tuyas, María, porque fueron manos que alabaron al Padre y dieron gracias por tantos frutos en tu vida y son muchas las gracias que tengo que agradecer a Dios y mucho camino por recorrer para hacer siempre su voluntad! ¡Uno mis manos a las tuyas, Virgen Santa, porque son las manos que me indican el camino para llegar hasta tu Hijo! ¡Uno mis manos a las tuyas porque tus manos tiernas y delicadas desbordan el amor de Dios sobre cada ser humano! ¡Uno mis manos a las tuyas, María, porque son manos bendecidas por Dios y me apartan del pecado! ¡Uno mis manos a las tuyas, dulce Madre, porque fueron manos que acunaron a Jesús en Belén y me enseñan a arrullar a todos aquellos sencillos que a mi alrededor buscan mi consuelo y mi oración! ¡Uno mis manos a la tuyas, Virgen María, para seguir tu ejemplo de servicio y convertirme en servidor del prójimo desde la humildad y la sencillez! ¡Uno mis manos a las tuyas, María, para que las bendigas y las hagas delicadas con el prójimo, para que nunca aprisionen y sepan dar sin calcular y tengan la fuerza de bendecir y consolar! ¡Uno mis manos a las tuyas para orar contigo, y al igual que tus manos mecieron el cabello del cuerpo inerte Jesús al bajarlo del madero, que sea capaz de mecer los de los más necesitados a mi alrededor! ¡Manos orantes de María, me uno a ti para pedirte por mi santidad y la de los míos, por mi alegría cristiana, por mi entrega auténtica, para no quejarme nunca y ser un verdadero hijo de Tu Hijo!

En tus manos María, cantamos hoy:

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s