Descifrar la presencia del Espíritu

Estamos a un paso de la gran fiesta de Pentecostés. Son días de plegaria para pedirle al Espíritu Santo que llegue a mi vida de nuevo con la fuerza de su amor y de su gracia. El Espíritu invita a los cristianos a una constante conversión para dinamizar con nuevos bríos la fuerza profética de su vocación personal, sea cual sea ésta.
No siempre es fácil descifrar la presencia del Espíritu en la vida. Las borrascas y las nieblas en forma de problemas y dificultades emborronan su presencia porque el corazón se turba y el alma no es capaz de mirar hacia lo alto. Sin embargo, en la vida y en la cultura del ser humano el signo del Espíritu y las semillas que deja la Palabra son evidentes y no podemos olvidarlas.
La evidencia queda palpable en este tiempo de Pascua, en el sentir como las huellas de Cristo quedan impresas junto a cada uno de nuestros pasos, caminando a nuestro lado como el desconocido que nos acompaña hacia el Emaús de la vida. Cada uno de nosotros es el discípulo sin nombre que, en la oración y en la vida de sacramentos —especialmente en la Eucaristía— puede reconocer al Señor resucitado presente a su lado. Él, Jesucristo, es el que nos ofrece gratuitamente su Espíritu para cumplir sus mandamientos, para comprender su Palabra, para actualizarla a la luz de los acontecimientos de nuestra vida y para ser luz que ilumine nuestros corazones tantas veces apagados por las miserias que lo cubren.
«Ven, Espíritu Santo, llena mi corazón con el fuego de tu amor». Es el canto que le pido en estos días al Espíritu divino para que ilumine mi vida con su gracia, con sus siete dones, con la esperanza y la confianza en Cristo, con la fuerza que da su Palabra, con el anhelo de cumplir la misión que como cristiano tengo encomendada como miembro de la Iglesia a la que tanto amo, como parte de una comunidad cristiana en la que debo ser testimonio de coherencia.
«Ven, Espíritu Santo, llena mi corazón con el fuego de tu amor». La vida del hombre es un permanente canto al Espíritu para que le permita desarrollarse con toda su potencialidad, para hacer vivo el mensaje de Cristo de anunciar el Evangelio y amar al prójimo como a uno mismo, para afirmarse con los valores del mismo Cristo, unidos a Él y en Él.
«Ven, Espíritu Santo, llena mi corazón con el fuego de tu amor». Es el clamor de estos día para que mi obrar cotidiano sea una extensión de Cristo en la tierra, para que los que me observen y me traten puedan decir: «mirad, realmente es un amigo de Cristo, vive su fe con amor, coherencia y esperanza».

orar con el corazon abierto

¡Ven, Espíritu Santo, llena mi corazón con el fuego de tu amor, Llena mi vida de tu amor, de tus siete dones, de tus santas gracias! ¡Llévame, Espíritu divino, a un vida coherente, amorosa, servicial, generosa, entregada al prójimo por amor a Cristo! ¡Y como rezaba el cardenal Verdier, en la oración que refleja con mayor claridad, el hacer cristiano hoy te exclamo con el corazón abierto:
Oh Espíritu Santo
Amor del Padre, y del Hijo,
Inspírame siempre lo que debo pensar,
lo que debo decir,
cómo debo decirlo,
lo que debo callar,
cómo debo actuar,
lo que debo hacer,
para gloria de Dios,
bien de las almas
y mi propia Santificación.
Espíritu Santo,
Dame agudeza
para entender,
capacidad para retener,
método y facultad para aprender,
sutileza para interpretar,
gracia y eficacia para hablar.
Dame acierto al empezar
dirección al progresar
y perfección al acabar.
Amén.

Anuncios

Un comentario en “Descifrar la presencia del Espíritu

  1. Oh Amor, centro y vida de la Trinidad Espíritu Santo!, ven a mí con tus dones y con tu Amor, me consagro totalmente a Ti para que obres en mí tu “Misterio de AMOR”, el que empezaste a realizar el día de mi bautismo y que ahora quiero renovar en cada instante de mi vida.

    Que tu gracia acompañe siempre todas mis acciones y las transforme en ofrenda permanente para gloria del Padre y bien de todos los hombres mis hermanos. Amen!🕊

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s