Dinamizador de la vida cristiana

Es el Espíritu Santo el que dinamiza la vida del cristiano. Es el Espíritu el que lo impregna todo en nuestra vida haciendo que la presencia de Dios en el corazón del hombre no se convierta en algo estático sino en un algo dinámico, abierto al amor, a la misericordia y a la vida.
Por medio del Espíritu Dios todo lo impregna dándose a si mismo para que el hombre sea como Él, a su imagen y semejanza. Esta idea tan hermosa es la revelación que Jesús hizo a los hombres. A cada uno le corresponde personalizarlo en lo cotidiano de su existencia, interiorizarlo en el corazón y aceptarlo en su vida. El Espíritu Santo, el Espíritu divino, es la fuerza expansiva que ilumina al hombre, es un don continuo que se vierte sobre cada ser.
Cuando el hombre acoge el Espíritu, la presencia de Dios crece pausadamente como una semilla en el corazón del hombre hasta dar su fruto en la vida. Con el corazón abierto y abonado a la gracia, con el amor impregnado en él, Dios llega fruto de su amor y su generosidad. Y espera del hombre que se haga a su imagen y semejanza. Con Dios en el corazón, el hombre se potencia la grandeza de Dios.
La gloria de Dios reside en rendirle tributo por medio de la oración, del crecimiento interior, del servicio, del amor, de la escucha de la Palabra, de la vida sacramental.  Cuando uno lo hace, Dios se acerca al corazón de cada persona para que su vida de los frutos esperados. La cercanía de Dios potencia la vida del hombre. La gloria de Dios es la vida del hombre que Él ha creado de ahí que nos corresponde ensalzarlo, alabarlo y darle gloria en tributo de tanto amor.
Es condición de cristiano, de discípulo de Cristo, dejarse guiar por el Espíritu y descubrir de manera cotidiana la novedad de Dios, que es conocer la Buena Noticia del Evangelio, las enseñanzas de Cristo, la capacidad de servir y amar sin condiciones dando lo mejor de cada uno.
El riesgo recae en no creer en la fuerza viva del Espíritu en la propia vida, en apartarlo de nuestro corazón, en creer que no es necesario para avanzar espiritualmente, en suponer que ya tenemos un conocimiento claro de Dios, en presuponer que estamos en posesión de la verdad, en levantar muros que impidan a nuestro corazón amar.
Para llegar a la vida eterna hay que dejarse guiar por el Espíritu de Dios que es quien fortalece la fe, te permitir vivir con fortaleza de espíritu y te convierte en templo de Dios, antesala del reino eterno.

orar con el corazon abierto.jpg

¡Oh Espíritu Santo, Tú te haces fuente de vida y santidad en el corazón de cada persona y realizas maravillas en quienes ponen toda tu confianza en Ti! ¡Llena mi vida! ¡Conviértete, Espíritu divino, en el Dios de mi vida interior, pon claridad a mi vida, dale luz a mi existencia, ofrece claridad a mi mente, inunda mi corazón con el fuego de tu amor, santifica cada uno de mis actos, de mis pensamientos y de mis palabras, purifica mi vida, dale brillo santo a mi alma y a mi espíritu, y haz que tu presencia en mi haga brillar mi interior con la fuerza de tu amor! ¡Aviva, Espíritu de Amor, la necesidad de un encuentro cotidiano contigo, fortalece mi vocación de cristiano y dale intensidad a mi vida de fe! ¡No permitas, Espíritu de fortaleza, que mis debilidades me venzan, que mis tibiezas me ahoguen y que mis resistencias levanten muros! ¡Otórgame, Espíritu divino, el don de piedad, fortaleza, sabiduría e inteligencia para velar siempre, para luchar con firmeza, para seguir siempre tus santas inspiraciones y consejos, para saborear la Palabra de Dios, para anunciar al mundo la verdad que es Jesucristo, para reconocer mi debilidad y fortalecer mi espíritu para crecer en santidad! ¡Haz, Espíritu de Bondad, que cada día mi vida se convierta en un caminar alegre y esperanzado, confiado y sereno, y sea una permanente alabanza y gloria al Padre, al Hijo y Ti mismo, que conformáis la Santísima Trinidad! ¡Conviértete, Espíritu Santo, alma de mi alma, en el inspirador de mi vida, mi guía y mi luz!

Ven, Santo Espíritu de Dios:

Anuncios

Un comentario en “Dinamizador de la vida cristiana

  1. CONSAGRACIÓN DE LA FAMILIA AL ESPÍRITU SANTO

    ¡Oh Dios Espíritu Santo! Postrados ante tu divina majestad, venimos a consagrarnos a Ti con todo lo que somos y tenemos.

    Por un acto de la omnipotencia del Padre hemos sido creados, por gracia del Hijo hemos sido redimidos, y por tu inefable amor has venido a nuestras almas para santificarnos, comunicándonos tu misma vida divina.

    Desde el día de nuestro bautismo has tomado posesión de cada uno de nosotros, transformándonos en templos vivos donde Tú moras juntamente con el Padre y el Hijo; y el día de la Confirmación fue la Pentecostés en que descendiste a nuestros corazones con la plenitud de tus dones, para que viviéramos una vida íntegramente cristiana.

    Permanece entre nosotros para presidir nuestras reuniones; santifica nuestras alegrías y endulza nuestros pesares; ilumina nuestras mentes con los dones de la sabiduría, del entendimiento y de la ciencia; en horas de confusión y de dudas asístenos con el don del consejo; para no desmayar en la lucha y el trabajo concédenos tu fortaleza; que toda nuestra vida religiosa y familiar esté impregnada de tu espíritu de piedad; y que a todos nos mueva un temor santo y filial para no ofenderte a Ti que eres la santidad misma.

    Asistidos en todo momento por tus dones y gracias, queremos llevar una vida santa en tu presencia.
    Por eso hoy te hacemos entrega de nuestra familia y de cada uno de nosotros por el tiempo y la eternidad. Te consagramos nuestras almas y nuestros cuerpos, nuestros bienes materiales y espirituales, para que Tú sólo dispongas de nosotros y de lo nuestro según tu beneplácito. Sólo te pedimos la gracia que después de haberte glorificado en la tierra, pueda toda nuestra familia alabarte en el cielo, donde con el Padre y el Hijo vives y reinas por los siglos de los siglos.

    Así sea.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s