En busca activa del Reino de Dios

En mi vida espiritual la relación de Jesús con el Padre es una guía incontestable. Me enseña que a medida que mi fe y mi relación con el Padre se profundiza, la idea del Reino de Dios se enraíza y se hace más íntima en mi corazón y en mi mente y me invita a anunciarla a todos los que deseen escucharlo.
La causa de Jesús es, sin duda, la causa de su Padre, el reino de Dios, cuyo anuncio y salvación no es un mera promesa, es una realidad que a todos nos implica. Es bello comprender que Jesús es el reino de Dios en persona.
El interés prioritario de Jesús es que cualquier persona, no importa su origen y su condición, el tiempo o el lugar, abra de par en par su corazón y su vida a Dios, a su amor, a su ternura, a su bondad y a su misericordia y acepte en su comportamiento cotidiano su voluntad y lo que Él espera de cada uno. Jesús desea que cada ser humano ame a Dios con todo su corazón y toda su alma, y que los hombres nos amemos unos a otros desde la fraternidad auténtica del corazón..
Pero la búsqueda activa y constante del Reino de Dios exige dirigir los pasos hacia el mundo interior, para ir desde el corazón al encuentro con la Vida, con la Plenitud, el Amor y la Alegría.
El amor a Dios y el amor al prójimo constituyen el elemento sustancial de la esencia humana. Cuando un ama auténticamente se hace más humano y, desde este humanidad, nos volvemos mejores hijos e hijas de Dios.

orar con el corazon abierto.jpg

¡Señor, Tu nos hablas del Reino de Dios y este es el mensaje central de tu predicación, este es también el horizonte dentro del cual quiero enfocar mi vida cristiana para no vivir centrado en mi sino en el Padre y desde Dios en el prójimo! ¡Señor, que la idea del Reino no se convierta para mí en una mera idea sino en una profunda e íntima experiencia personal enraizada en mi corazón y en mi alma! ¡Envíame tu Santo Espíritu, Señor, para que me convierta cada día y crea en tu Evangelio, en su riqueza, en mi crecimiento personal a través de él, para avanzar cristianamente pese a sus exigencias! ¡Hazme, Señor, sembrador que esparza la semilla para que den frutos, para que estas semillas desparramadas en mi vida den frutos abundantes! ¡Ayúdame, Señor, a ver en la vida misma que el Padre me regala una parábola de esperanza, que así como los árboles se vuelven verdes y la simiente crece en los campos en primavera, que el reino de Dios en mi corazón se convierta en la primavera de mi propia vida! ¡Haz, Señor, que el Reino de Dios que tu predicas sea la creación de un constante renacer para la vida eterna en mi existencia! ¡Tu, Señor, que eres el pastor que se ocupa de todas las ovejas, no permitas que me extravíe de tu rebaño! ¡Invítame, Señor, al banquete del cordero para experimentar la alegría del reino de Dios en mi vida! ¡Señor, que la esperanza en la plenitud del reino de Dios me haga más sensible ante los problemas de la libertad, de la justicia, del amor y de la paz en la sociedad, que la certeza de la cercanía de Dios se convierta en una fuerza transformadora para mí, que me haga un hombre nuevo, renovado, como la levadura que transforma la masa y la renueva! ¡Concédeme la gracia de acoger con fe y confianza tus enseñanzas para experimentar con alegría y gozo el incontestable amor de Dios que todo lo perdona y todo lo reconcilia!

Anuncios

Un comentario en “En busca activa del Reino de Dios

  1. Junio 4, 2018

    Menu

    Aprende a Orar
    Reflexiones Homilías Papa Francisco

    Homilía de la Misa celebrada en la Casa Santa Marta

    El reino de Dios
    El Papa Francisco pide valentía para hacer crecer el Reino de Dios

    Por: Redacción | Fuente: ACI Prensa/ 31 de Octubre 2017

    Durante la Misa celebrada en la Casa Santa Marta, en el Vaticano, el Papa Francisco pidió a la Iglesia valentía para hacer crecer el Reino de Dios, servirse de la esperanza, aunque parezca pequeña, para sembrar la semilla del Espíritu Santo.

    “La esperanza es la que nos da la plenitud –explicó–, la esperanza de salir de nuestra cárcel, de nuestras limitaciones, de nuestra esclavitud, de la corrupción y llegar a la gloria. El camino hacia la plenitud es un camino de esperanza, y la esperanza es un regalo del Espíritu. Es justamente el Espíritu Santo el que, dentro de nosotros, nos proporciona algo grandioso: la liberación, la gran alegría. Por eso Jesús dice: ‘Del interior de una semilla de mostaza, de ese grano pequeño, surge una fuerza que genera un crecimiento inimaginable’”.

    Esa fuerza “es el Espíritu Santo que habita en nosotros y que da esperanza”. Francisco explicó que esa fuerza interior, esa esperanza “crece en nosotros no por medio del proselitismo, sino mediante la fuerza del Espíritu Santo”.

    En este sentido, el Santo Padre animó a los miembros de la Iglesia a dejar que crezca esa semilla con la fuerza del Espíritu, pues “muchas veces vemos que se prefiere una pastoral de conservación en vez de dejar que crezca el Reino de Dios. Para que el Reino crezca se necesita valentía, la valentía de dejar que crezca el grano y de mezclar la levadura”.

    El Pontífice animó a no tener miedo a ensuciarse las manos a la hora de sembrar la semilla del Reino de Dios. “¡Ay de aquellos que predican el Reino de Dios con la intención de no ensuciarse las manos! Esos son custodios de museos: prefieren las cosas bellas antes que el gesto de sembrar y mezclar para que la fuerza crezca”.

    Ese es el mensaje de Pablo en la carta a los Romanos: “esa tensión que va de la esclavitud del pecado a la plenitud de la gloria. La esperanza es la que va adelante, la esperanza no decepciona. A veces la esperanza puede parecer pequeña, como también parece pequeño el grano del que surge un gran árbol o la levadura que hace crecer”.

    “La esperanza es la virtud más humilde”, explicó el Papa, y concluyó insistiendo en la valentía necesaria para “hacer crecer el Reino de Dios”.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s