Mirando al buen ladrón

Hoy en la oración he subido al Calvario para contemplar a Cristo en su cruz. Me he compadecido de sus penas. De sus dolores. De sus llagas. He sentido como por amor aceptó la condena de morir en la Cruz y quiso para sí mismo mi propia cruz.
Pero he girado ligeramente la mirada. Y he contemplado dos cruces más. He fijado mi mirada en la cruz de Dimas, el hombre que Jesús invitó a entrar con Él en el Paraíso. ¡Que honor y qué bendición para aquel malhechor!
Y me he visto a mi mismo —frágil, tibio, orgulloso…— que se siente compañero de Cristo a pesar de su miseria y su pequeñez. He sentido como aquel buen ladrón comprendió el sentido de la cruz desde su propia cruz. He vislumbrado como aquel hombre condenado viendo sufrir a Jesús hizo suyo su propio dolor y abrazó con una fe cierta y una confianza cierta el misterio trascendente de la cercanía de Dios.
Como aquel hombre he sido capaz de abrir el corazón. Considerar mi pequeñez, mi miseria, mis sufrimientos y mis dolores, todo aquello que me ahoga y colocarlo junto a Cristo, con los brazos abiertos abrazando la humanidad, colgado en el madero santo. ¡Que congoja! La grandeza de Dimas es fijar la mirada en Cristo, dejar de mirarse a si mismo, para sentir el abrazo de Dios.
Y me ha ayudado a profundizar en mi camino interior. Sentir como Jesús te mira con compasión, con amor puro e infinita misericordia si te entregas a Él con verdad. Eso es lo que hizo Dimas y lo que a mí me cuesta tanto hacer. Desde la cruz Dimas no tenía ocasión de rehacer el daño causado, reponer lo destruido, coser lo destrenzado de su vida, pero podía tomar los trazos dañados de su existencia y dárselos al Señor para que, en el último momento, pudiera dar sentido a su vivir. Y fue valiente. Un decidido. Un auténtico testimonio de fe, de confianza y de entrega a Jesús. Su «Acuérdate de mi» es una frase inspiracional, es un canto de apertura del corazón, es un desnudar el alma a Jesús, es un acto de entrega del propio ser, es un confiar en la plenitud. Es ir más allá de la Cruz para abrazar la Cruz de Jesús.
He sentido mi cobardía porque he visto las veces que pudiendo acercarme a la Cruz de Cristo he huido de ella; cuando la he podido sostener, he huido de allí; cuando la he podido cargar ha pesado más mi comodidad… pero hoy he comprendido que la Cruz de Dimas, tan cercana a la de Jesús, es también mi cruz. Es ese espacio donde puedo vivir en comunión con el Señor contemplándolo desde mi propia cruz, dirigirme a Él en mi condición de pecador.
Dios es Amor. Es un amor tan grande que me permite asumir como propia su propia cruz a pesar de leer en lo profundo de mi corazón y saber lo que anida en él.

orar con el corazon abierto.jpg

¡Señor, como tantas veces te he fallado me resulta difícil subir a tu cruz pero al menos déjame estar a tu lado en la cruz del buen ladrón! ¡Señor, Tú sabes las veces que caigo, que me cuesta levantarme, que me desmorono, que mis acciones o mis palabras me condenan, que trato de apartar mis sufrimientos; pero ahí estás Tu para mirarme con una mirada de misericordia y de amor! ¡Acuérdate siempre de mí, Señor! ¡Te lo pido con el corazón abierto, con una confianza ciega, con una esperanza cierta! ¡Quiero, Señor, abrirte mi alma, entregártela enteramente a Ti, para que Tu Santo Espíritu la anime con su soplo, para que la llene de su vida, para que la ponga en acción, para que la mantenga en la fe, para que la conduzca hacia el bien, y para que produzca auténticos actos de la santidad! ¡No permitas, Señor, que renuncie a mi cruz! ¡Te doy gracias, Señor, con el corazón abierto porque has hecho tuya mi cruz, me perdonas y quieres que siempre camine por la senda del bien! ¡Me comprometo a ello, Señor, a busca la santidad en cada gestos cotidiano, a vivir en comunión contigo y con los demás!

Acompaña esta meditación la canción El Buen Ladrón:

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s