¿Examino mis decisiones a la luz de Dios?

¡Qué importante es en la vida aprender a discernir! Nos cuesta reconocer en lo cotidiano qué debemos hacer o cómo hacerlo porque se nos presentan gran cantidad de opciones que hemos de elegir, algunas de ellas con soluciones complejas y cuya visión no es clara ni sencilla de resolver. Nadie ha dicho que el camino de la santificación sea fácil de sobrellevar. Discernir. El qué hacer y cómo actuar en cada situación es una pregunta recurrente. Para quien no cree en Dios basta con basar la elección analizando las opciones en función de la razón. Para el creyente, sin embargo, el discernir debería fundamentarse en base la pregunta de cuál es la voluntad de Dios para esa circunstancia concreta. Y esto lo olvidamos con frecuencia porque gran parte de nuestras decisiones se toman según las emociones, las necesidades cortoplacistas, los caprichos o por ciertos presentimientos. ¿Examino habitualmente mis decisiones a la luz de Dios? ¿Comprendo que el discernimiento es un don del Espíritu que ayuda a tomar la mejor decisión en base a la voluntad de Dios? ¿Me importa tomar una decisión a sabiendas que esa opción me aleja de los planes del Señor?
Sí, el discernimiento de espíritu es un don que no procede la capacidad del hombre sino del Espíritu Santo, es un fruto unido a la caridad, que permite conocer íntimamente el obrar de Dios en el corazón. ¿Comprendo con frecuencia que es un medio que emplea Dios para tomar conciencia de lo que sucede en mi vida?
Exige un camino personal, de introspección interior, de profundidad espiritual. Es, a su vez, un camino comunitario. Ayuda a madurar la confianza en Dios, en la propia fe y en el vivir acorde con el Espíritu según los planes y la voluntad divinas.
El discernimiento facilita entender cosas de nuestra propia realidad, de nuestras conductas personales, de nuestras opciones vitales, de nuestras actitudes en el plano espiritual, de nuestros valores fundamentales, de la exigencia de nuestro compromiso con la verdad. El discernimiento implica dejarse guiar con docilidad por el mismo Dios. Por eso se adquiere con una vida de oración. Es en lo profundo de la oración que uno puede distinguir lo verdadero de lo que no lo es, lo cierto de lo erróneo, lo auténtico de lo falso, los conveniente de lo inconveniente, orientado así la vida en la fe y en la doctrina proclamada por Jesús. Es lo que le pido al Espíritu Santo hoy, una mayor perseverancia en mi oración y mayor docilidad para escuchar los susurros de Dios para aceptar siempre su voluntad. Y, sobre todo, el don de discernir para no errar con tanta frecuencia al imponer mi voluntad.

orar con el corazon abierto.jpg

¡Señor, hazme perseverante en la oración para vivir acorde con tu voluntad! ¡Envía, Señor, tu Espíritu sobre mi para que me otorgue el don del discernimiento, para seguir un camino recto, para tomar las decisiones más acertadas, para seguir los planes de Dios, para no confundirme en mis actitudes, para que todo lo que acontezca en mi vida sea dirigido y amparado por Él! ¡Señor, quiero que mi vida esté arraigada en la fe, sostenida por la confianza, llena siempre de Ti! ¡Ven, Espíritu de Dios, sobre mi, derrama tu gracia poderosa para que ser capaz de utilizar tus dones de forma adecuada, para vislumbrar siempre el bien en los momentos y las circunstancias complejas, para hacer siempre la voluntad de Dios, para abrirme siempre a Dios, para elegir acorde a sus planes y no a los míos, para trabajar siempre por Él, para alejar las tentaciones de mi vida, para buscar la madurez en mis decisiones y que estas no estén basadas en criterios caprichosos! ¡Ayúdame, Espíritu divino, a elegir siempre bien para no ofender a Dios! ¡Espíritu de Verdad te consagro todos mis pensamientos, mis acciones, mi espíritu, mi alma, mi cuerpo y mi corazón para que todo esté iluminado por Ti y me ayudes a entender que por medio tuyo me será más fácil tomar el camino recto y perfecto que me llevará a la salvación!

Enciende una luz, la luz de Jesús:

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s