La vida es demasiado corta para ser tomada en serio

Fue el escritor inglés G.K. Chesterton, maestro de la ironía y de la paradoja, el autor de esta frase clarividente que acabo de leer en uno de sus libros: «La vida es demasiado importante para ser tomada en serio».
Chesterton no solo se puede considerar un pensador, un intelectual católico, un polemista temido y un campeón de la inteligencia cristiana. Fue un converso del protestantismo al catolicismo. Su influencia literaria y política es innegable. Tuvo la valentía de oponerse con firmeza a Winston Churchill para que paralizara una ley de esterilización de los discapacitados mentales. Fue la naturaleza —don innegable de Dios— quien le otorgó los talentos para desarrollar su fina literatura pero también su esfuerzo y su empeño —los talentos al servicio del bien común— los que permitieron que Chesterton se erigiera entre los principales autores católicos del siglo pasado. Es, sin duda, lo que a menudo se echa en falta en la inteligencia cristiana de los que en este siglo somos cristianos. En Chesterton la raíz de todo era la búsqueda de la verdad.
Vivimos en sociedades nihilistas y materialistas que niegan la existencia de cualquier verdad y son muchos los que intentan desde la moral destruir por la fuerza la esencia cristiana, desdeñando al hombre y a la vida; haciéndolo así desprecian al mismo Dios. En el ser del cristiano debe imperar siempre el compromiso por la verdad que es lo que fundamenta y vigoriza su derecho a la libertad. Cristo nos invita permanentemente a vivir en ella porque como cristianos nuestro deber es buscar siempre la verdad porque sino para un hombre no existe una verdad es incapaz de distinguir entre lo que está bien y lo que está mal. En el momento en que descuidamos la verdad dejamos que el relativismo ocupe su lugar.
No callar. Este es el simple llamado para negar lo que la sociedad nos quiere imponer. La vida es demasiado corta para ser tomada en serio, y en este sentido hay que tratar de dejar la impronta de la verdad, sin imponer sino para servir y para evangelizar. Todos estamos invitados a ser amantes de la Verdad, gentes comprometidas que contemplemos, comprendamos y actuemos para que la Verdad, que es Cristo, sea aceptada en nuestro mundo para ser creída, desde el creer para ser amada, desde el amor para ser vivida y desde la vivencia para ser compartida con el prójimo. Difícil tarea pero llena de retos… ¡como la vida misma!

orar con el corazon abierto.jpg

 

¡Señor, abre mi corazón, mi mente y mis ojos para que pueda vislumbrar siempre la verdad! ¡Que nada me aparte del camino de la verdad que Tu nos has revelado! ¡Ayúdame a resistirme a aceptar las mentiras que nos trae el mundo, a no dejarme llevar por la tentación de creer en los principios que nos imponen que cercenan la libertad! ¡Concédeme la gracia de ser valiente y decidido en la defensa de la verdad! ¡Envía tu Espíritu sobre mí, Señor, para que la verdad se haga presente en mi, para que la verdad vivida y aceptada como estilo de vida, se abra en toda su riqueza en mi vida para transmitirla a los demás! ¡Concédeme la gracia de ser testimonio de verdad y de ética, ayúdame a trasmitirla y no imponerla, incluso aunque esto suponga oprobio, rechazo y cruz! ¡Que la búsqueda de la verdad, Señor, en mi vida sea siempre mi anhelo, un auténtico ejercicio de mi libertad personal, para vencer el relativismo que me rodea, para cambiar mi corazón, para no hacerme alguien frío o vacilante, distante del prójimo y encerrado en mi mismo! ¡Ayúdame a ofrecer mi voz confiada para cimentar en el mundo el amor y la verdad! ¡Espíritu Santo que eres el espíritu de verdad, ayúdame a aspirar siempre a la verdad y a la libertad!

Anuncios

Un comentario en “La vida es demasiado corta para ser tomada en serio

  1. Agradezco muchísimo tan valiosos y maravillosos recursos que con todo amor, dedicación, entrega, nos hacen llegar a nuestros grupos de oración todos los días como un indispensable alimento espiritual para nuestras almas y corazón; así como poder contar también con todo el grandioso recurso de sus archivos de fechas anteriores, con lo que enriquecemos enormemente nuestros momentos de profunda oración en todo momento. Gracias, muchas gracias, desde México. Dios les bendiga.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s