Llorar con los que lloran

A un amigo le duele la actitud rebelde de su hija mediana y sufre por ello. A otro la enfermedad de su esposa, un cáncer de piel y sufre por ello. A otra la falta de trabajo de su esposo, y sufre por ello. A otro, el accidente de tráfico de una amiga que está en coma, con su marido invidente y dos niños pequeños, y sufre por ello… A otra, la infidelidad de su marido, y sufre por ello. A otro los problemas económicos de su empresa, y sufre por ello… En todos los casos, visibles o invisibles, de sus almas brotan lágrimas de dolor.
El dolor es un fenómeno general y su espectro cubre lamentablemente todas las edades y las clases sociales. Ningún ser humano transita por esta vida sin ver asomar el dolor: la enfermedad devora el organismo corporal mientras que al mismo tiempo aflige las almas de quienes le rodean; la pobreza y el desempleo provocan perplejidad y desesperación; el odio y la discordia no siembran dulzura en la vida; la calumnia y la injusticia difaman la consideración y perjudican a los inocentes. La vida es como la guitarra que tiene seis cuerdas, tres de ellas agudas como la alegría y tres graves como la tristeza.
El dolor más terrible que el alma puede soportar es, con toda probabilidad, la pérdida de un ser querido. Entonces, existe la necesidad de que los demás se acerquen a nosotros para simpatizar, mostrar su afecto y aliviar nuestro dolor. Además, los seres humanos siempre han expresado sus condolencias de manera filantrópica y fraterna. A veces, algunas personas no saben cómo consolar a los demás. Hacen preguntas suaves que vuelven a abrir las heridas en lugar de aliviarlas.
Creo que fue san Agustín quien dijo que las lágrimas son la sangre del alma. Por eso, en lugar de decir “no llores”, es mejor “llorar con los que lloran”, como recomendaba san Pablo en la Carta a los romanos.
Cuando veo a mis amigos o conocidos sufrir se me encoge el corazón. No basta con rezar por ellos, siento la necesidad de compartir su tristeza y sus lágrimas. Sufrir con el sufrimiento y llorar con el llanto. Las lágrimas de los demás pueden ser lo más sagrado que podemos ofrecer en el altar del amor. La historia del mundo no se detuvo en la cruz del Gólgota; en la tumba vacía es la Resurrección y la vida lo que verdaderamente brota.

orar con el corazon abierto.jpeg

¡Señor, en todos los casos de sufrimiento toma nuestra mano y nuestro corazón, asume nuestro dolor, y danos la fuerza para soportarlo siempre! ¡Apiádate, Señor, del que sufre y guíalo siempre de la tormenta del sufrimiento para conducirlo a una vida de serenidad y de paz interior! ¡Señor, te pido por mi y por los que me rodean para confiar siempre en ti que nunca nos abandonas, porque tu eres el Señor de las sorpresas, que nos amas, que obras maravillas, que nunca nos olvidas, que eres el Señor de los desafíos y de las victorias, el Señor de la esperanza y de los sueños cumplidos, el Señor de los triunfos, el Señor que enjuga las lágrimas del desvalido! ¡Envía tu Espíritu sobre nosotros, Señor, para tener el valor y la lucidez de saber afrontar con serenidad todas las dificultades y sufrimientos, dolores y tristezas! ¡No permitas, Señor, que nuestro ánimo decaiga nunca y que el temor y el miedo nos confunda! ¡Concédenos la gracia de explorar en lo profundo de nosotros mismos para comprender que la Cruz es innato a nuestro caminar de hijos de Dios y que con tu ayuda podemos vencer todos las dificultades y comprender todas las desdichas! ¡Aunque en las situaciones de dolor no es posible verte, sé que estás presente porque tu bondad es infinita, tu amor eterno y no eres indiferente al sufrir del hombre y anhelas en cada momento que el amor triunfe sobre el mal! ¡Señor, en ti confío!

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s