Anhelo ser una lámpara viva

Cuando hago oración en una capilla o asisto a mi Eucaristía diaria me fijo en las velas que alumbran las capillas o el altar. Estuve ayer contemplando fijamente una vela roja, casi agotada por las horas iluminando los anhelos de su peticionario, situada bajo la imagen del Sagrado Corazón de Jesús. Sentí como el Señor me decía que estoy llamado a ser en medio del mundo, en mi insignificancia y pequeñez, una luminaria viva que sea capaz de irradiar la gracia de Dios en mi entorno.
Después de comulgar le pedí al Señor que me ayudara a arder para alumbrarle a Él, para que el espíritu de Amor que irradia Jesús sea capaz de llevarlo y de verdad a mi entorno familiar, profesional y social. Ser lumbre que ofrezca luz al que anda en oscuridad; ser llama que avivado por la fuerza de mi fe alumbre el caminar de tantos que no conocen a Dios; ser lámpara permanentemente encendida para propagar al mundo que Dios es Amor y que ese amor es tan grande que todo lo acoge, todo lo unge y todo lo transforma.
Ser, en definitiva, testimonio coherente y auténtico, comprometido y firme, sobrepuesto al cansancio y a los avatares de la vida, para que la luz de Dios brille en mí y que quienes se encuentren conmigo sean capaces de contemplar las grandes obras que Dios realiza a través nuestro.

taize-lent.jpg

¡Señor, envía tu Espíritu Santo sobre mi para recibir de Él sus siete santos dones y convertirme en una lámpara viva permanentemente encendida que de testimonio de tu Amor misericordioso! ¡Deseo, Señor, arder como una vela encendida para alumbrar tu gloria! ¡Deseo, Señor, ser luz que ilumina a los necesitados para aliviar sus congojas, sufrimientos y desesperanzas! ¡Deseo, Señor, ser luz que ilumina el corazón herido de quienes sufren y abrigarlos al calor de la ternura! ¡Me consagro a Ti, Señor, que eres mi luz y me guías siempre! ¡Me consagro a Ti, Señor, porque quiero ser luz que guía, luz que ilumina a los que se cruzan en mi camino con actos de amor, con obras de caridad, con obras de misericordia, con gestos de desprendimiento, con oración por el prójimo! ¡Ayúdame a ser luz siempre encendida para que no me pierda por los vericuetos de la vida, para que sea capaz de ver la luz en las luchas cotidianas, para confiar siempre en Ti, para ver con claridad cuando las circunstancias de mi vida se tornen difíciles, para ver cuando los míos necesitan de mi apoyo y mi ayuda, para dar lumbre cálida cuando el dolor y la aflicción me alejen de la cruz!

2 comentarios en “Anhelo ser una lámpara viva

  1. Que alegria q haya vuelto! Como agradezco estas meditaciones diarias! Estaría genial q se pudieran organizar por meses o temas y a través de links acceder a meditaciones guardadas, otra vez mil gracias!

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s