Coronavirus y vida cristiana

Me uno con el corazón abierto a este momento de incerteza que vislumbramos con la expansión mundial del coronavirus por todo el planeta. En primer lugar es interesante apuntar que sucede en un momento de introspección y de desierto vital, el tiempo de Cuaresma. Un tiempo en el que uno está abierto a la esperanza y al optimismo. Un periodo en el que hay que abrir el corazón para demostrar que tenemos fe y esperanza en el Creador. Él, que lo tiene todo en sus manos, es plenamente consciente de lo que estamos viviendo porque algo positivo querrá obtener de estos momentos de incertidumbre a los ojos de los hombres. Uno puede preguntarse: ¿por qué Dios permite que suframos una crisis como esta si somos sus hijos amados? Esta crisis actual nos pone en alerta, pero todo creyente debe enfrentar las adversidades con una plena confianza en el Señor.
Se nos invita a permanecer “encerrados”. Es un encierro vital que, en el templo de nuestros hogares, podemos convertirlo también en un espacio de oración en silencio, de encuentro con la familia o con el prójimo poniéndonos a su servicio, de conversación, de lectura, de meditar junto al Señor su Pasión. Y también de leer, de aprender o de disfrutar de aquellos hobbies que teníamos abandonados… Es un tiempo para aprender a “convivir” sirviendo, amando y perdonando. Es un tiempo para aprender a depender de la voluntad de Dios, a dejar que Él cumpla sus propósitos, a crecer humana y espiritualmente ante la adversidad, para purificar nuestro corazón y nuestra vida, para reordenar nuestras prioridades vitales, para redefinir nuestras necesidades, para darse a los demás, para orar por las necesidades del prójimo, para animar a los que están desanimados, para compartir bendiciones con los demás y, sobre todo, para poner toda nuestra confianza en el Señor.
Es un tiempo de crisis mundial que nos pone a prueba pero también es un tiempo que nos ayuda a darle un sentido evangélico a nuestras vidas. Cualquier periodo de  adversidad no cogen nunca a Dios por sorpresa. Él es sabedor de todo lo que sucede en nuestro planeta y todo lo que ocurrirá en el devenir de los tiempos porque es Él quien los ha ideado para ver cumplidos sus propósitos eternos, redentores y, sobre todo, como medio para su glorificación. Las circunstancias que atravesamos pueden ser muy dolorosas y difíciles, pero en ningún caso deben robarnos la paz interior porque cualquier circunstancia que nos hace depender de Dios es, en realidad, una gran bendición. Viéndolo así creceremos espiritualmente y caminaremos junto a Jesús que es nuestra esperanza y la roca sobre la que sostener el pilar de nuestra fe.

1582640961_816103_1582641150_noticia_normal.jpg

Hoy la oración es del Papa Francisco, escrita para este tiempo en el que coronavirus está causando tanto dolor en tantas familias del mundo:

Oh María, tú resplandeces siempre en nuestro camino como signo de salvación y de esperanza.
Nosotros nos confiamos a ti, Salud de los enfermos, que bajo la cruz estuviste asociada al dolor de Jesús, manteniendo firme tu fe.
Tú, Salvación de todos los pueblos, sabes de qué tenemos necesidad y estamos seguros que proveerás, para que, como en Caná de Galilea, pueda volver la alegría y la fiesta después de este momento de prueba.
Ayúdanos, Madre del Divino Amor, a conformarnos a la voluntad del Padre y a hacer lo que nos dirá Jesús, quien ha tomado sobre sí nuestros sufrimientos y ha cargado nuestros dolores para conducirnos, a través de la cruz, a la alegría de la resurrección.
Bajo tu protección buscamos refugio, Santa Madre de Dios. No desprecies nuestras súplicas que estamos en la prueba y libéranos de todo pecado, o Virgen gloriosa y bendita.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s