Ver a Cristo en los desarraigados

Me descorazona cuando al caer la noche ves a tantas personas rebuscando entre la basura. Me provoca profundo dolor cuando observo a tantas personas pidiendo en las puertas de los supermercados. Me llena de tristeza cuando veo a ancianos o ancianas sentados en las esquinas de las calles de mi ciudad pidiendo limosna. Cada vez que paso cerca de alguna persona desfavorecida por la vida le pido a Dios por ellos. Se me hace necesario ser consciente de que el Señor está en cada uno de ellos. No solo en sus necesidades materiales sino en lo profundo, en lo espiritual, en lo íntimo de su corazón, aunque esas personas no tengan conciencia de ello. Se me hace imprescindible recordar que estas personas necesitadas no solo de lo material puedan tener los ojos cerrados a esa Presencia viva en sus propias vidas. Y soy consciente también que muchas de estas personas, dolidas por su sufrimiento, su pobreza y su desesperación, le hacen a Él responsable de cuanto les sucede.

Muchas veces trato de ser amable con ellos. Con José, sentado en las escaleras de la Iglesia del Sagrado Corazón con sus dos piernas inválidas. Con Marisa, la anciana octagenaria que se encuentra siempre a dos manzanas de mi casa. Silvana, la mujer de mediana edad ciega que pide ayuda en la entrada del supermercado. Con Isidoro, un anciano que se pierde por las calles de la ciudad. ¿Cómo llenar a estas personas de esperanza? ¿Cómo hablarles de Dios? ¿Cómo ayudarles en lo espiritual porque en lo material disponen de la asistencia de Caritas diocesana? ¿Cómo actuar para interpelarles y decirles que en su sufrimiento Dios les ama? ¿Cómo tener la capacidad de actuar, de ver con sus ojos, sentir con su corazón, entender con su alma…? Porque no es fácil ponerse en la piel del que no tiene nada porque siente que su vida vale la moneda que le colocan en ese vaso de cartón gastado por el transcurrir de los días.

Por eso hoy le pido al Señor que me llene de la gracia de unirme al corazón de los que sufren, de ser capaz de servir al que sufre y no tiene esperanza, que mi corazón no solo esté abierto a la oración sino también al desprendimiento, a la generosidad, a la entrega al necesitado para que, al menos, cuando alguien me mire a los ojos vea reflejado en mi el rostro de Cristo, la mirada de Cristo, la sonrisa de Cristo y la misericordia de Cristo en un acto auténtico de amor gratuito.

¡Señor, te pido por todas las personas que sufren, por los que no tienen nada, por los que carecen de lo esencial humana y materialmente, por los que son abandonados, por los que se han quedado sin recursos, por los que sufren y viven en el dolor, por los desempleados, por los que no pueden alimentar a sus familias, a los que están enfermos y solos…! ¡Ten misericordia de todos ellos, Señor, ya que son tus preferidos! ¡Y concédeme, Señor, la gracia de servirlos a todos con el corazón abierto, con total desprendimiento, con generosidad extrema! ¡Ayúdame a estar a su lado, para servirlos con el fin de que sientan tu presencia y tu consuelo, para responder a ese amor que tu nos entregas cada día! ¡Ayúdame, Señor ,a comprender que nuestra vida no tiene sentido sin tu presencia amorosa y misericordiosa! ¡Ayúdame a hablarles de ti para que sientan tu consuelo, para que sientan tu amor y desde la paz interior pueda también ayudarles a encontrar lo que necesitan! ¡Que mis manos, Señor, estén llenas de amor para darlo a los demás, para estar a lado de los humildes y de los que sufren! ¡Ven, Señor, y preséntate a todos ellos con tu caricia amable, tu sonrisa tranquilizadora, tu abrazo reconfortante y tus palabras suaves! ¡Ven, Señor, y compadécete de todos los que sufren y no te ven!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s